Un escenario exótico

19 de Junio de 2024

Una de las cosas que me cautivan son los paisajes que uno aprecia en los parajes africanos, especialmente los que uno recorre de aldea en aldea, no solo porque hay cosas que para nosotros son un escenario exótico, como que se crucen camellos en la vía, o el vacuno en la calle, etc, no es esto lo que me cautiva sino más bien pues asumo su belleza intacta.

Efectivamente intacta, pues las construcciones en las aldeas son chozas que se complementan con el paisaje, pero más que eso el pasar de aldea en aldea y ver la sabana, la vegetación y los rostros de cada una de las personas es lo que me cautiva. Hay mucha vida en la ladera del camino, niños jugando, mujeres cargando agua, vestimenta colorida, mercados locales realizando transacciones monetarias y de trueque, son lo que complementan un paisaje y una vida que expresa sacrificios.

Sacrificios que se reflejan en el diario vivir, como es la falta de asistencia médica, una educación precaria o la inequidad entre el hombre y la mujer. Súmale lo agreste de la vida en contradicción con lo verde del paraje, muchos de ellos desconocen si tendrán que comer al día siguiente, y aun así sonríen.

El paisaje siempre se conecta con la realidad y no es posible transitar en África sin darse cuenta de que es más que una ruta, es vida cotidiana y en cada esquina hay un desafío nuevo, el enviar a los niños al colegio, el superar la malaria, el cocinar a leña, esto no es romanticismo, sino una actividad que se debe cumplir con todo lo que implica la leña y la comida.

Estos caminos son justamente los que nos invitan a mirar realidades distintas, sin juicio, pero si con una mirada amplia para descubrir lo que esta debajo del camino: Vida.

Rodrigo Mercado C.
Director Ejecutivo
Africa Dream

Un caos organizado

Un caos organizado

El transitar desde de Chile a Nueva York y de ahí a Nairobi, en un viaje que duro mas de 30 horas,...