Tuko Pamoja. Seguimos sumando nuevos proyectos a nuestra Fundación, y desde África nos llega el susurro de que juntos somos más: Tuko Pamoja, y recordamos nuevamente que hay algo más grande que nosotros, que nos ha movilizado todos estos años como la tribu que formamos.

Muchas culturas africanas tienen definiciones, imágenes y tradiciones que son difíciles de traducir o interpretar. Podemos llegar con un traductor en mano y traducir literalmente lo que leemos o escuchamos, pero solo la experiencia de vivir en terreno que viven tantos de nuestros voluntarios logra acercarse de verdad a lo que algunos pueblos africanos quieren decir en lo profundo.

“Tuko Pamoja” es un término en swahili, el idioma originario más difundido de África e idioma oficial en varios países como Kenya. Significa, de manera literal, “estamos juntos”. Pero el significado más profundo se asocia con algo que “implica un sentimiento compartido de propósito y motivación en un grupo, que trasciende un mero acuerdo, e implica comprensión empática en torno a los miembros de un grupo”.

Sin duda, la definición de fondo de Tuko Pamoja representa una imagen muy vívida de lo que como Fundación hemos construido en estos años: el compartir un propósito con un grupo de personas de otra cultura, desde la empatía de lo que necesitan, y poder con ellos lograr algo que va más allá de un acuerdo, que teja un lazo de hermandad y trabajo en común.

Tuko Pamoja es entonces lo que nos ha mantenido creciendo como Fundación después de más de 15 años, en los cuales hemos podido abrir proyectos en numerosos países como Zambia, Sudáfrica, Kenya, Mozambique, Uganda, Eswatini y Etiopía, donde en los últimos años más de 60 voluntarios han atravesado continentes para poder construir esa comprensión empática con el pueblo africano, encontrando nuestro propósito en los lazos que hemos generado con las comunidad locales donde operamos. 

Este año seguimos sumando. Javiera y Andrea, hoy responsables de nuestra operación en Etiopía, pronto recibirán a nuestros nuevos voluntarios Rafaella, Nadab y Antonia, a los que además se sumará un nuevo grupo que nos llevará de vuelta a Kenya, a seguir desarrollando nuestro proyecto de la Eco-granja.

Nos llena de emoción ver cómo tantos voluntarios han multiplicado en este último tiempo las ganas y la pasión por seguir regalando un pedazo de sus vidas para las comunidades de tantas familias africanas. Ni el Covid ni las dificultades han podido con el deseo de ayudar que nos mantiene unidos. 

Juntos, seguimos sumando. Tuko Pamoja.

Nicolás Fuenzalida, Director Fundación Africa Dream