Desde que hemos sido tocados por la pandemia nuestra presencia en África se ha concretado a través de sueños. Asumimos el sueño de apadrinar a 12 niñas y niños en su educación y en una respuesta de generosidad increíble fueron apadrinados con preocupación y sentimiento.  Creemos en sueños a corto plazo que permanezcan en el tiempo y no se desvanezcan, lo cual le da sentido a nuestra presencia en África en medio de las necesidades locales.

Soñamos con nuestros voluntarios 2021, en un futuro no muy lejano, y así acompañar el asombro, escuchar y leer los relatos, las alegrías e impresiones que nos cuentan estando allá. Sin embargo, el sueño se construye desde el compromiso que cada uno tenga desde lo local, es por eso que soñamos con voluntarias y voluntarios comprometidos desde aquí.

Los sueños son parte de nuestra fundación, y hay sueños que nos han tomado años, como es el certificado de donaciones para que empresas con sentido social también nos acompañen a seguir creciendo. Un sueño que consolida nuestra mirada, de que sin Chile no hay África.

Creemos en sueños compartidos este 2021, pues será la única forma en que se hagan realidad junto a nuestros socios, voluntarios y el gran pueblo africano. El “ir más allá de lo obvio y visible” como bien lo refleja Antoine de Saint-Exupéry en su libro “El Principito”, es un recordatorio para nunca dejar de imaginar ni soñar.  Es lo que nos abre las puertas a las posibilidades, no sólo para encontrar soluciones inmediatas, sino más importante, entender el problema, resolver y aprender. 

 

Rodrigo Mercado C.

Director Ejecutivo Fundación Africa Dream