Incluso el miedo a lo desconocido nos motiva…

18 de Enero de 2024

En el momento en el que un voluntario toma la decisión de ir a África como voluntario, cooperante o simplemente a trabajar se hace las siguientes preguntas: ¿Qué me voy a encontrar?, ¿tan distinto es África desde dentro? ¿Cómo aplico mi profesión para ayudar? ¿Cómo planifico allí mi tiempo para ser más eficiente y eficaz?

Como seres humanos que somos, la inquietud, la incertidumbre e incluso el miedo a lo desconocido nos motiva a tomar esa decisión y cambiar el rumbo de nuestras vidas saliendo de esa rutina en la que estamos inmersos y adentrarnos en la desconocida África, con su aparente caos, desorden, desigualdad y precariedad.

El choque entre estos dos mundos no es fácil, hay que volver a los básicos, quizá hasta desaprender un poco de occidente, ver que África también fluye, aunque predomine la improvisación sobre la planificación. Los niños sonríen entusiasmados al verte solo por ser blanco, no les importa tu profesión, por qué estás en África, ni tus objetivos, tan solo son felices y lo pasan bien a tu lado porque eres diferente, eso les ilusiona y les motiva de la misma forma que a ti te ha motivado tomar la decisión de ir a África a ayudar, o quizá después de algunos meses allí te das cuenta que en realidad has ido a aprender, a cómo vivir de forma más sencilla y que todo también funcione, eso te hace feliz, como a los niños cuando te veían y se reían sin parar sin esperar nada a cambio. En definitiva, de eso se trata la vida, de ser feliz y si es con la motivación de África, mucho mejor. ¡Vivir y soñar con África!

 

Javier Fresnillo A.
Director
Africa Dream

Un escenario exótico

Un escenario exótico

Una de las cosas que me cautivan son los paisajes que uno aprecia en los parajes africanos,...