Existen distintas maneras de trascender

16 de Abril de 2024

¿Cuál es la huella que dejaré en el mundo y en las personas que llegue a conocer?, ¿Cómo seré recordado?, ¿estaré en el camino de lo que quiero?, son preguntas que no siempre nos hacemos, pero, cuando surgen, nos muestran que vamos en un camino sin retorno: el de buscar la trascendencia.

Entendemos la trascendencia como una cualidad que va más allá de lo normal o natural, ya sea en lo simbólico como en lo visible o físico. Esto puede impactar en la vida de varias personas y dado que la vida humana tiene un final en términos biológicos, tenemos una necesidad de dejar un legado en el mundo que vaya más allá de lo cotidiano y que recuerde que fuimos parte de algo más, pues buscamos una realización profunda y duradera.

Existen distintas maneras de trascender, por ejemplo, buscando metas que nos den un propósito, estar abiertos al aprendizaje permanente, probar nuevas actividades que nos permitan salir de la zona de confort y aprovechar el tiempo, buscar un propósito de vida que nos haga sentir realizados o bien a través de un voluntariado que nos ayude a contribuir al bienestar de otros. Es a través del voluntariado que podremos hacer una apuesta por la solidaridad y conciencia social puestas en acciones concretas y que vienen desde el compromiso y la cooperación.

¿Cuál es el sentido de ser voluntario o voluntaria?, partiendo porque es un acto que se hace porque uno así lo decide, no hay obligación de por medio salvo la opción “voluntaria” de pensar en el otro, de estar comprometidos con darse al otro, descubriendo un sentido solidario donde vas acompañando a quienes más necesitan. Esto entrega una sensación de alegría y satisfacción pues uno se encuentra con la verdadera esencia humana, con el servicio puesto en el amor al prójimo a través de los talentos y capacidades propias que ayudan al bienestar comunitario y social. Lo bonito del voluntariado es que no solo entregas, sino que recibes y eso te ayuda a seguir fortaleciendo la responsabilidad, la independencia, humildad, liderazgo, organización y por sobre todo seguir formándote como un ser integral que contribuye a que esta sociedad sea “más humana”.

¿Qué necesito para ser voluntario o voluntaria?: solo las ganas de aprender y tener la disposición a dejar la comodidad a un lado, a asumir un compromiso de manera profesional y competente y teniendo la certeza de que de esto dependerá no solo el bienestar social de otros sino además la propia trascendencia.

Catty Aliaga P.
Directora
Africa Dream

Un caos organizado

Un caos organizado

El transitar desde de Chile a Nueva York y de ahí a Nairobi, en un viaje que duro mas de 30 horas,...

Es como si fuese ayer…

Es como si fuese ayer…

El reciente mes de febrero finalizó mi experiencia de voluntariado en la comunidad de Nyabondo en...