Respecto a su cultura ¿cómo son sus comidas?

La comida tradicional es la injera, que está hecha de un cereal llamado tef.  Es un ingrediente muy popular que se deja fermentar de un día para otro. Se pone en una plancha caliente y queda muy parecido a un panqueque pero muy grande. Eso es lo que acompaña a un jugo de carne, o lentejas, y siempre utilizan el ají, mucho picante. Por lo mismo los alimentos se vuelven de un color rojo, usan mucho este ingrediente. A mí me gusta mucho la preparación.

También usan mucho ajo, mucha cebolla, jengibre. Entonces quien tiene dinero prepara esta salsa con carne, y si no hay carne usan lentejas, y de estas hay unos 3 tipos distintos. También usan las habas secas, arvejas secas y con esto se hace una salsa que acompaña a la injera.

Preparan remolacha, zanahoria y algunos tipos de col verde, se fríe con cebolla y ajo y sirve como acompañante.

Para las fiestas usan mucho el pollo, es una comida especial. Y les gusta consumir carne cruda con salsas y la mezclan con un poco de condimentos. Eso yo no me atrevo a comer, pero ellos lo disfrutan mucho.

Debo decir que la injera es costosa, no es para todas las personas y popularmente no se come muy seguido. Lo que si las bananas se consumen, y hay varios tipos. Uno de estos bananeros no da fruto, y del tallo sacan una especie de harina y con eso preparan otro tipos de alimentos que son más baratos y lo mezclan con porotos.

Hay una bebida local que preparan con cereales, que es como una cerveza y es muy buena. Además utilizan miel de abejas para esta preparación.

 

Podría contarnos ¿cómo es la educación?

El gobierno no le presta mucha atención, hablando de todos los niveles iniciales y superior. Lamentablemente la educación son muy bajos. Aquí siempre comparamos el nivel de educación con Kenya y existe una gran diferencia. Las escuelas del gobierno no son bien atendidas y los profesores no están a la altura, y así continúa hasta la universidad.

Hay si universidades privadas, pero tampoco están bien implementadas. Por ejemplo, si están estudiando algo relacionado con la salud, no tienen hospitales cerca para realizar sus prácticas y luego les cuesta desenvolverse cuando egresan. Lo mismo pasa en otras disciplinas.

La infraestructura es muy deficiente. He visto tres niños sentarse en una misma silla, con los techos y mesas malas. Los profesores de esta forma están desmotivados, además de los bajos salarios no existe interés, tampoco de los alumnos de querer aprender y ser los mejores estudiantes.

Por eso todos quieren venir a las escuelas de los religiosos y religiosas, lamentablemente nuestro número es limitado, no alcanza para todos y se hace lo mejor que podemos.