Hoy África atraviesa un momento crítico. El continente se enfrenta ahora a la tasa de crecimiento más rápida del mundo para nuevos casos de COVID, con una trayectoria exponencial incluso más alarmante que durante la segunda ola ocurrida a comienzos de este año.

¿Qué significa esto? Los países de todo el continente, desde Sudáfrica hasta Kenia y Etiopía, se verán obligados a reintroducir restricciones, lo que debilita aún más la economía local. Frente a las nuevas variantes, África está menos protegida debido a la grave escasez de vacunas. Hasta ahora, solo el 0,6 por ciento de la población adulta de África se ha vacunado por completo. 

Por si eso no fuera suficiente, África ya se está quedando atrás en términos de perspectivas de crecimiento. Este año, el Banco Mundial proyectó que la economía mundial crecería un 6 por ciento a nivel global, pero esta proyección se reduce a solo la mitad (3,2 por ciento) para África.

Esto debería cambiar, por el bien de África y en beneficio del mundo. Y requiere cooperación internacional en múltiples frentes. Es por eso que África Dream ha continuado sus operaciones. No ha sido fácil puesto que la pandemia también nos ha afectado: bajas de socios, dificultades para reclutar nuevos voluntarios y las nuevas restricciones en materia de vuelos internacionales son sólo algunos de los desafíos que hemos enfrentado los últimos meses como fundación y lo hacemos con la convicción de que nuestro trabajo hoy día cobra muchísimo más sentido. Nuevamente queremos agradecer a nuestras socias y socios por su compromiso con nuestra causa y su apoyo incondicional, gracias a ello nos encontramos haciendo presencia en Etiopía y próximamente se sumarán nuevos voluntarios a este proyecto que surgió en un escenario tan complejo como la pandemia por COVID-19.

Les invitamos a seguir siendo parte de nuestra comunidad y ayudarnos en los nuevos desafíos que se vienen para los próximos meses.

José Miguel Cárdenas Galli
Neurologo infantil
Universidad de Chile