Yahaira Salgado (27) y Gabriel Ortega (23) ingresaron a mediados de 2018 al equipo de voluntarios de Africa Dream en Concepción. Estudiantes de obstetricia y medicina veterinaria respectivamente, ambos jóvenes sintieron la necesidad de compartir sus habilidades y talentos con quienes más lo necesitan, tanto en Chile como en el resto del mundo.

En la siguiente entrevista, Yahaira y Gabriel nos cuentan sobre sus motivaciones por realizar un voluntariado en África y su experiencia integrando el equipo regional.

 

—¿Qué te motivó a sumarte como voluntario al equipo de Africa Dream?

(Yahaira) El poder ayudar a quienes más lo necesitan, sobre todo en un continente donde los recursos son limitados. Es un desafío tanto personal como profesional.

(Gabriel) Todo empezó con la invitación de un ex compañero de colegio a participar en un evento en Concepción. Ese día me contó sobre los objetivos, las metas y la visión de la fundación, y quedé sinceramente enamorado de todo lo se busca lograr. Desde entonces he participado en la mayoría de las actividades del equipo, tanto en reuniones aportando ideas como en terreno, dando a conocer lo lindo que es formar parte de la fundación.

 

—¿Cuáles son los desafíos por los que crees que deberíamos trabajar?

(Yahaira) Hay muchos desafíos, pero creo que hoy en África se debe trabajar —en lo que respecta mi campo— ITS, control preconcepcional y control prenatal, principalmente.

(Gabriel) En las reuniones se han logrado plantear diversas ideas con el mismo fin: poder darnos a conocer más, llegar a público de todas las edades, participar en universidades y eventos masivos; pero también debemos enfocarnos en la recaudación de fondos con el propósito de enviar los recursos necesarios para los que están contribuyendo con sus conocimientos a los más necesitados en el continente africano.

 

—¿Qué te conecta con África? ¿Cómo ves la posibilidad de realizar una experiencia de voluntariado allá?

(Yahaira) Quiero ir a ayudar. Es una forma de darle gracias a la vida porque nunca me ha faltado nada.

(Gabriel) Me conecto bastante con la idea de viajar y vivir esa experiencia única de poder ayudar en el continente africano. Además, como estudiante de medicina veterinaria, significaría un beneficio profesional, ya que me abriría las puertas a conocer un mundo nuevo, una fauna totalmente nueva y poner en práctica mis conocimientos con proyectos que ya estoy pensando efectuar.

 

—¿Cuáles son tus objetivos participando en nuestra organización?

(Yahaira) Adquirir experiencia para trabajar bajo situaciones adversas e impregnarme de su cultura, aprender de ellos.

(Gabriel) Por ahora, ayudar en todo lo que esté a mi alcance, para aportar desde Chile mi granito de arena. Una vez que termine la carrera, quiero viajar a contribuir como voluntario en terreno, haciendo lo posible por mejorar la calidad de vida de las comunidades en las cuales pueda convivir.

 

—¿Cómo ha sido la experiencia hasta ahora?

(Yahaira) Hasta el momento todo ha marchado muy bien. He participado captando socios y prontamente estaré desarrollando un taller prenatal para mujeres extranjeras, lo que me tiene muy entusiasmada.

(Gabriel) ¡Muy buena! El ambiente dentro de la fundación es muy reconfortante, desde el llamado de bienvenida hasta la convivencia en reuniones y eventos. Todo es tomado con mucha seriedad y se reciben todas las ideas. Esta ha sido mi primera participación en un voluntariado y me ha gustado demasiado, no solo por la ventaja de que a futuro pueda viajar, sino por el crecimiento personal que me ha significado estar en la fundación.