Rodrigo Mercado
Director Ejecutivo Africa Dream

Llevamos un poco más de un año en la dirección ejecutiva de la Fundación. Digo llevamos, pues es un trabajo comunitario y no aislado. Somos equipo bajo el concepto africano donde te sientes parte de algo, de un “clan”, de una “tribu”.

Reconociendo que África por naturaleza es un continente rico, diverso y exótico, lo que por sus particularidades más me llama la atención es la existencia de tribus nativas que, pese a la globalización y a las nuevas tecnologías de la información, aún conservan sus costumbres ancestrales. Costumbres que han sido traspasadas de generación en generación  ya sea por la tradición oral o su praxis.

Si quisiera hacer una memoria de los acontecimientos vividos el año 2108, me permito destacar algunos hitos que nos han marcado como equipo (tribu): si bien es cierto, también quedan registros en Instagram, Twiter, Facebook, WhatsApp, no hay como aquellos que quedan impresos en el sentir de las personas.

Hoy puedo mencionar que el equipo de voluntarios en Santiago se fortaleció no solo en número sino en compromiso. La gran sorpresa nos la dio Concepción, que se consolidó con un equipo en la región, el cual mantiene las “costumbres” de la Fundación como buena tribu que somos.

También hemos sido capaces de llegar con la Fundación a universidades, malls, congresos, eventos como teatro, encuentros “cheese & wine” y una cena, la primera de la Fundación desde sus inicios. A la vez, hacer un voluntariado en nuestro mismo Chile, educando a través del juego y talleres preparados por nuestros voluntarios en sectores de riesgo social.

Hemos mantenido la presencia en Zambia con agrónomos y hemos llegado a Uganda como Fundación con nuestros pioneros en el área de salud y agropecuaria. Además, por primera vez, con una coordinadora en terreno.

África sigue siendo un desafío con sus propias fortalezas: una población joven creciente y una gran fuerza laboral. A este desafío debemos agregar también sus debilidades: inestabilidad socio-política, en materias primas y falta de seguridad jurídica. He aquí el contraste de este continente diferente pero lleno de oportunidades.

El año 2018 nos deja con un sentir de logros alcanzados y tareas por hacer. No podemos ser soberbios y señalar que el año 2018 ha sido un año redondo, sino más bien, creo que ha sido rico y prometedor,  diverso y exótico en honor a África. Pero, necesitamos un poco más…