Amparo Velasco
Directora Africa Dream

Cada año, la Africa Dream va tras un nuevo sueño, un nuevo proyecto en una nueva localidad, un nuevo desafío, derivado de la necesidad urgente de tantos niños, adultos y ancianos en condiciones de extrema pobreza y enfermedad. Cada año el desafío es mayor… y se suma una nueva causa a las que se mantienen actualmente, y que se financian completamente con el aporte de nuestros socios en Chile.

Cada año se envían distintos profesionales que regalan su tiempo y su trabajo a una localidad, con un objetivo claro desde el inicio. Este objetivo puede ser una nueva escuela, un hospital, un huerto comunitario… Se necesitan médicos, agrónomos, profesores, ingenieros, técnicos, kinesiólogos, terapeutas y todo aquel que sienta en su corazón el impulso, la fuerza y la voluntad de salir de la comodidad de su entorno para trabajar en las condiciones más difíciles a las que se verá enfrentado en su vida, pero con la satisfacción y alegría de haber sido parte de una tribu que no lo olvidará jamás.

Por cada voluntario que la fundación envía, por cada proyecto a desarrollar, debemos asegurar un flujo permanente de ingresos que nos permitan solventar la estadía, con todo lo que ello implica, asegurando todas las condiciones necesarias. No se corren riesgos. Tenemos que estar seguros de cubrir todos los gastos antes de planificar un viaje, antes de comprar insumos, antes de alimentar esperanzas.

El único ingreso para desarrollar y construir todo este increíble trabajo es tu aporte. Con tu compromiso, con tu aporte mensual, podemos proyectar, planificar, evaluar y cumplir con el plan de atender, sanar, educar, cultivar, generar sueños y esperanzas en cada uno de los niños y adultos.

Hoy tenemos un nuevo sueño que también es urgente: el orfanato de Eswatini. Este proyecto busca acoger y atender a niños abandonados y con alguna discapacidad. Es necesario cubrir sus necesidades básicas de alojamiento, salud y alimentación, pero también hay que dedicar tiempo a ayudarlos a desarrollarse como adultos autovalentes, darles herramientas, enseñarles cómo salir adelante, cómo vivir mejor. Para ello viajarán primero un médico y una Ingeniero, quienes realizarán un levantamiento de las condiciones actuales, tanto de infraestructura como del estado general de esos niños, de manera de que, en pocas semanas, ya estén por allá profesionales de la salud, entregándoles las terapias y cuidados que necesitan, como así también profesores para la educación diferenciada.

El aporte de cada socio es vital para realizar este sueño. Es increíble lo que puede significar. Ningún monto es pequeño. Uno no se imagina que con sólo $5.000 mensuales se puede alimentar una familia entera, por un mes, en África. ¡Y puede transformar la vida de tantos que lo necesitan!

Por eso te pedimos que te hagas socio. Con tu aporte nos mantenemos trabajando y seguimos haciendo realidad este gran Sueño por Africa.