Blog

Sembrando en África

El voluntario de Africa Dream, Darío Mujica, logró levantar un huerto comunitario, para que niños, jóvenes y adultos se alimenten…

Read More

Tres Amaneceres

Recuerdo hace años cuando escuché por primera vez la canción “Latinoamérica” de Calle 13. A mi corta edad ya me…

Read More

Se fue un gigante

Se fue un gigante, un funeral sin muertos. Una motivación adicional. Día lunes. Entramos a un salón perteneciente a la…

Read More

¿Por qué?

Por Benjamín Morel.

Médico voluntario, Sichili, Zambia, 2016.

Prácticamente un año ha pasado desde que comenzamos nuestro viaje a Zambia y en la recta final de nuestro voluntariado la misma pregunta surge una y otra vez… ¿Por qué África? ¿Por qué Zambia? Entre tantos lugares en donde podemos  ayudar, incluyendo nuestro propio país, por qué decidimos dejar atrás a nuestras familias y amigos por un pueblo tan distinto al nuestro y tan desconocido para nosotros.

Como un político en medio de su campaña, repetí la misma respuesta acorde a un guión hecho por mí mismo y que llegue a creer profundamente: Que las necesidades de África y Zambia son mucho mayores que las nuestras, que es un pueblo golpeado por la indiferencia, que es donde creo puedo desarrollar más mi vocación de servicio, etc. Y si bien todas estas son buenas razones y en gran parte influyen en mi decisión de entregarme a un pueblo ajeno, sería insensato decir que esa es la razón principal.

Como todo hombre joven lleno de energía, crecí con delirios de grandeza de que podría cambiar el mundo. Me inscribí en una par de ONG´s, marché por causas que consideraba justas, trabajé en distintos voluntarios y discutía con fervor mis ideas. Como todo hombre joven lleno de energía que intenta cambiar el mundo, sufrí con los mismos tropiezos que sufren todos los que buscamos el mismo fin. Las frustraciones, las efímeras alegrías, el cansancio físico y psicológico, todo por esa idea incorregible de que sí somos capaces de hacer una diferencia. Quizás en parte por una suerte de vanidad que se niega a aceptar nuestras limitaciones y fracasos, o quizás porque la idea en sí misma es, como mencioné antes, incorregible, los voluntarios seguimos trabajando por un mundo mejor. Y ese camino de búsqueda nos lleva a los lugares más impensados, buscando encontrar en algún recóndito pedacito de tierra el punto de inicio que haga una verdadera diferencia.

Los voluntarios somos capaces de llegar hasta donde nos alcancen los pies y el dinero ahorrado en búsqueda de ese santo grial que creemos será el punto de quiebre entre el mundo de ayer y el de hoy.

Es cosa de leer las noticias, el mundo nos necesita, ya sea en Aleppo, en Gaza, en Haití, Zambia o Chile. El mundo necesita de hombres y mujeres jóvenes llenos de energía, con ideas acerca de un mundo mejor. Somos un pueblo nómade que busca su alimento espiritual en cada extraño que podamos ayudar, queremos ser acción y ejemplo, ser fuerza e inspiración para que nuestro delirio sea colectivo. Y es así que entre casualidad y oportunidad nuestra búsqueda nos llevó a Zambia. Nos embarcamos sin saber bien el por qué, nos embarcamos porque era necesario, porque podemos y debemos ser consecuentes con nuestra locura que nos impulsa a seguir caminando, regalando en nuestro paso sonrisas a extraños y tiempo a aquellos desconocidos necesitados.

 

“Los viejos tenemos el conocimiento. Los adultos tienen la seguridad. Los niños tienen la ilusión. Pero sois los jóvenes los que tenéis el poder para cambiar el mundo.”

Laura Gallego García

img-20161116-wa0022

Gratitud

Iniciando un nuevo año, lo que más surge es agradecer.

Agradecer por todo lo que tenemos, tomando consciencia que somos muy privilegiados. Agradecer por todo lo que logramos realizar como Africa Dream, hasta el día de hoy.

Agradecer por los maravillosos 4 voluntarios que hemos tenido este ultimo año en Sichili. Agradecer por el férreo, apasionado y unido equipo que logramos armar en Chile,  lleno de mística y trabajo.

Agradecer por todos los socios que hacen posible nuestro proyecto  y, especialmente, a los que durante 2016 se sumaron a nuestra Fundación, pese a que fue un año en donde fue más difícil entregar.

Agradecer por la fuerza que este proyecto tiene en nuestros corazones, y que nos hace seguir adelante y salir airosos, incluso cuando hay dificultades y desafíos que se nos presentan.

Agradecer que nuestros espíritus estén llenos de urgencia  por  ayudar a los mas necesitados, y porque la sensibilidad y empatía no se van de nuestras vidas.

¡Bienvenido 2017 y ayúdanos a llenar de más amor al mundo!

El Rin del Angelito

El Rin del Angelito

Por Benjamín Morel, médico voluntario en Sichili, Zambia. Año 2016.

“Ya se va para los cielos ese querido angelito, a rogar por sus abuelos, por sus padres y hermanitos”.

Cada cultura tiene su forma particular de enfrentar el fin de la vida. Hay algunas culturas que ven en la muerte una suerte de paso. Hay otros que la ven con tristeza, y existen quienes hacen de ello una celebración. Para otros, no es más que una parte natural de la vida.

No es ningún secreto que en el ejercicio de la medicina el enfrentarse a la muerte es algo tan certero y común, como el mismo hecho de que nosotros también moriremos. Y si bien, hay muertes que nos producen más dolor que otras, creo que hablo por todos los médicos cuando digo que las muertes que más nos marcan y duelen son las de los niños.

En Chile, a principios del siglo XX, en las zonas rurales existía una tradición conocida como “el velorio del angelito”. En ella se celebraba la muerte de un niño pequeño, pues lleno de inocencia no existía otra opción de que volara directo al cielo, en donde gozaría de la gloria eterna. Era una verdadera fiesta que algunos cronistas describían como “horroroso y enternecedor”. El niño fallecido era el centro de la fiesta, en donde se presentaba sobre un pedestal rodeado de arreglos y con ropas blancas. La gente saludaba a la madre afligida diciéndole “el angelito está en el cielo”, como si de consuelo sirviera a esa madre que respondía abnegada “sí, en el cielo”.

Mientras terminamos la reanimación de Sibilo, una pequeña de 1 año y 7 meses no puedo más que pensar en esa tradición, que se contrasta con los gritos y llantos desconsolados de los padres que ven partir a su angelito. Un terrible escenario que hemos visto prácticamente todos los meses desde nuestra llegada acá. Las lágrimas son calladas por un verso que se hace escuchar en mi cabeza: “La tierra lo está esperando con el corazón abierto, es por eso que el angelito parece que está despierto”.

Los enfermeros cierran los ojos de la niña mientras buscan una sábana para envolver su cuerpo inerte. La madre cae desplomada llorando y el padre se lanza al suelo gritando “Mawe” (que significa duele). Los familiares y amigos intentan sostener a los padres para guiarlos en una penosa procesión hacia el velatorio, en donde el cuerpo descansará mientras la familia arregla el rito fúnebre. Las emociones se dejan correr libremente por un breve periodo de tiempo, para luego volver a retomar su ritmo normal. La vida es dura y simple en Sichili, y todo se vuelve práctico a su máxima expresión, dejando lo pasado atrás rápidamente, después de haber sentido intensamente las penas vividas.

Por alguna razón, y en esta cultura, he visto una manera similar a la propia para enfrentar la muerte. Un segundo fugaz de dolor intenso para continuar con la vida a pesar de todo. Teniendo poco menos tiempo que esos padres desconsolados debemos reanudar nuestro trabajo, y esa muerte prematura nos hace querer trabajar con más fuerza para los vivos, que si tenemos algo de suerte, les podemos negociar un poco más de tiempo para gozar entre nosotros.

Ese día no tuvimos tanta suerte, pues seguida a la Muerte de Sibilo otro pequeño de 2 años y 3 meses dejó su cuerpecito cansado, agobiado por la desnutrición y por el peso de haber sufrido por nacer donde le tocó. En mi cabeza suena otro verso: “En su cunita de tierra lo arrullará una campana, mientras la lluvia le limpia su carita en la mañana”

Dos angelitos nos dejaron este día. En días como hoy me gusta pensar que si hay algo más allá de la muerte, ellos estarán gozando de ese cielo dibujado por tantas religiones, viviendo sin el dolor que les tocó vivir en este mundo. Me gusta repetírmelo como si de consuelo sirviera, pero ese consuelo se desvanece levemente al recordar que la principal causa de su partida es haber vivido en este lugar.

SONY DSC

“Cuando se muere la carne, el alma busca en la altura la explicación de su vida, cortada con tal premura

  • Violeta Parra

 

 

SONY DSC

Africa Dream nuevamente presente en el África Day

Recientemente se celebró en Santiago el África Day, o día africano, encuentro organizado por la organización UBUNTU África Chile que busca que el pueblo africano y afro descendiente se una, junto con dar a conocer la cultura y costumbres de este continente en nuestro país-

En el Salón Parroquial Nuestra Señora de Pompeya se llevó a cabo la sexta versión del Africa Day, encuentro realizado por la organización civil UBUNTU Africa Chile y que cuenta con el apoyo de nuestra Fundación.

El objetivo del encuentro es reunir a la comunidad africana y afro descendiente de Chile, junto con dar a conocer al resto de la población las costumbres africanas, por lo cual en la ocasión hubo artesanía, comida y stand con información de países africanos.

“África es mucho más que guerras, pobreza, enfermedades o desastres. África es rica en cultura y tradición, en valores y en esperanza. Queremos dar a conocer nuestro continente, queremos unirnos más que nunca en otra patria, porque es importante preservar la identidad, y dar a conocer que día a día somos muchos los que luchamos por un mejor África. África es nuestro Continente madre; la cuna en que nació la humanidad y el lugar del que partieron nuestros ancestros para explorar y establecerse en el rostro del planeta. De algún modo todos tenemos memorias de África”, señala Prince Isemwami, director de UBUNTU y de Africa Dream Chile.

Darío Mujica, Director Ejecutivo de nuestra Fundación, señaló que “como Fundación hemos trabajado desde el 2004 por ayudar a mejorar la vida de las comunidades del África Subsahariana, trabajando en concreto en Zambia, Sudáfrica, Mozambique y Kenia. Pese a la calidad de vida, siempre estos pueblos han logrado mantener la alegría, fuerza y ganas de tener una mejor vida. Por ello como país debemos comenzar a entender los valiosas que pueden ser otras culturas y cómo entre todos nos podemos ayudar, pese a las distancias o diferencias”.

A esto agregó que durante el encuentro destacó la presencia de personas de distintas nacionalidades, todos interesados en comprender más acerca de la cultura africana y de cómo sus tradiciones pueden ser un aporte a nuestra sociedad.

 

dsc09910 dsc09828

Voluntarios en Chile se acercan a Universidades para promover la Fundación

Durante los últimos meses los voluntarios en Chile de Africa Dream han visitado distintos lugares para seguir dando a conocer nuestro trabajo y captar nuevos aliados entre los jóvenes, quien en su mayoría financian y entregan apoyo a nuestra Fundación.

El último tiempo ha sido intenso para Africa Dream, ya que buscando acercar más nuestra Fundación a los jóvenes hemos estado visitando diversas casas de estudios para promover nuestro trabajo, levantar ideas para seguir creciendo y conseguir nuevas alianzas que nos permitan seguir enviando voluntarios a África.

Una de las visitas más recientes fue en la Universidad del Desarrollo, oportunidad en la cual participamos en la Semana I, en donde los estudiantes de dicha casa de estudios nos entregaron asesoría para seguir creciendo, al igual que lo hicieron con otras organizaciones.

En la ocasión, y motivados por la Presidenta de Africa Dream, Janet Spröhnle, junto al Vicepresidente Ejecutivo, Agustín Riesco, los jóvenes participantes elaboraron videos que serán destinados al Crowfunding, para así buscar donaciones que luego serán destinadas para nuestro huerto en Sichili, Zambia, y para la elaboración de otros proyectos agrícolas en distintas comunidades de África.

Otro punto importante para nuestra Fundación es promover el voluntariado y conseguir profesionales que estén dispuestos a irse por un año a África. Por ello, también participamos en la feria laboral de Agronomía de la Pontificia Universidad Católica, “mostrando videos y fotos de las actividades que hacemos en Sichili, Zambia, a los alumnos, y motivándolos a postular como voluntarios durante futuros procesos de selección”, cuenta Darío Mujica, director ejecutivo de nuestra Fundación, quien además estuvo presente en la Universidad Mayor y la Universidad Adolfo Ibáñez para dar a conocer nuestro trabajo y captar nuevos socios.

 

semana-i

Parte del equipo de Africa Dream junto a los alumnos de la UDD

Nuevos voluntarios preparan su viaje a Zambia

Durante enero de 2017, los tres médicos seleccionados partirán a Sichili para ejercer como doctores durante un año, ayudando a mejorar la calidad de vida y salud de las comunidades africanas que más lo necesitan.

“Estaba atendiendo a un paciente en un box, cuando Darío Mujica (Director Ejecutivo) me llamó y me dice que quedé seleccionada para irme por un año a Sichili, Zambia, como voluntaria de la Fundación. Como estaba con pacientes, no pude expresarme mucho. Apenas pude salí del box y le conté a mi tutora. Luego salí corriendo, me caí de la emoción, y llamé a mi mamá”. Así fue el momento vivido por Camila Durán, cuando se enteró que quedó seleccionada.

Y es que si bien Camila siempre quiso ir a África, para esta doctora de 25 lograr este anhelo  fue un sueño hecho realidad, que nunca antes pensó lograr alcanzar.

Más allá del interés por el voluntariado y por ayudar a la gente, Camila cuenta que decidió postular a nuestra Fundación porque en África se necesitan más médicos que en Chile. “La gente se muere por falta de profesionales. En nuestro país quizás no hay tantos, pero hay”, agrega.

Además, destacó que nuestra organización es pequeña, y funciona como una familia, donde los voluntarios en Chile siempre están pendientes y preocupados de lo que sucede en África. “Eso da seguridad”, explica la joven, titulada de la Universidad Andrés Bello.

Pamela Herrera, Médico de la Universidad Mayor y otra de las doctoras seleccionadas para partir en enero a Zambia, no es la primera vez que realiza voluntariado.

Al igual que otros miembros de Africa Dream, ella ya había participado en organizaciones como Un techo para Chile, en el SAPU y en actividades de la PUC. Por ello, cuando una amiga que participó en América Solidaria le habló de nuestra Fundación, ella no dudó en postular.

“Desde chica vi que en África era donde más se necesitaba gente. Allá falta agua, comida, existen enfermedades que acá ya no. No hay médicos. En Chile dejo un trabajo pero alguien me va a reemplazar. Allá no existe esa posibilidad”, explica Pamela muy contenta por este viaje, agregando que sabe que en África se encontrará con situaciones difíciles, pero hay que hacer el trabajo lo mejor posible, aunque no exista el equipo, los materiales o las condiciones mínimas.

Claudio Jerez, al igual que las otras voluntarias seleccionadas, relata su entusiasmo al contar que quedó seleccionado. “Este es un viaje que siempre quise hacer, y lo fui corroborando mientras estudiaba medicina. Espero poder ayudar a la población de Sichili con lo que he aprendido, pero también poder involucrarme con ellos, acompañarlos en su día a día, entregarles mi alegría”, dice emocionado.

¡Mucha suerte y éxito a nuestros nuevos voluntarios y gracias por su entrega!

new-piktochart_17891705_16e9470d1c5c388c6c3c986dc76a0f60065cb48b

Los nuevos voluntarios conociéndose tras enterarse que quedaron seleccionados

img_20161117_173017

Pamela y Camila, junto a Agustín Riesco, Vicepresidente de Africa Dream, y Darío Mujica, Director Ejecutivo de nuestra Fundación.

Lanzan libro en beneficio de Fundación Africa Dream

“El Tesoro de los Pantalones Bordados” nos vincula con la riqueza de África y los Himalayas,  mostrando desde una perspectiva poética el  legado de estos lugares, muchas veces estigmatizados”. 

 

“A través de fotografías, poemas y prosa poética, devela desde la visión de la chilena Viviana Zambrano Perroni cómo estos lugares, tan lejanos y desconocidos para muchos, están más vivos que nunca y cómo la cultura que poseen es hoy una invitación a reflexionar para quienes asistimos a esta época”.  

“Mirar atrás es a veces la única manera de avanzar, de recordar que somos parte de múltiples generaciones que han poblado la tierra de sueños, que han sembrado ilusiones alimentadas de risas y de llantos, que han caminado descalzas, trenzando historias entre sus manos, mirando al cielo”

Fragmento del libro “El tesoro de los pantalones bordados”

 

El libro El tesoro de los pantalones  bordados: De los
Baobabs a los Gundrums
”, de la psicóloga y Directora de Fundación Africa Dream, Viviana
Zambrano Perroni
, es el fruto

de un profundo viaje en el cual la gente y cultura de África y Los Himalayas quedan expuestos en el lente de Viviana Zambrano, al igual que en la narración y en las breves analogías que Viviana hace a través del texto. 

Tras largos viajes por lugares recónditos, en una búsqueda personal por develar los misterios y tradiciones de estas tierras, la autora logra unir fotografías e historias con la poesía, para mostrar así culturas vivas, llenas de anhelos, riquezas, tradición y legado.

 Y
es que en definitiva
El tesoro de los pantalones bordados es el resultado de la pasión por las letras, el lenguaje poético, los viajes y la fotografía. 

“Este libro es un sueño hecho realidad, un registro poético y fotográfico que habla de un viaje interior que comienza en las raíces africanas y se eleva a las alturas de los  Himalayas”, comenta Viviana sobre el libro que fue financiado por Sun Dreams Chile y que ya está a la  venta en todos sus hoteles, para que  los  huéspedes puedan  adquirirlo, de tal manera que lo recaudado económicamente sea  entregado a la Fundación África Dream, organización que entrega ayuda social sustentable a comunidades rurales de África, involucrándose de forma directa en las comunidades mediante la presencia permanente de voluntarios profesionales chilenos de distintas áreas, quienes respetan, valoran y potencian las dimensiones culturales locales y propician un aprendizaje recíproco y un espacio co-construido. 

El libro además se podrá adquirir en formato digital, a través de la página web de la Fundación Africa Dream (www.africadream.cl)

 

De la Autora:

Viviana Zambrano Perroni, nació en Santiago de Chile. Aprendió a muy temprana edad que las palabras escritas eran sus mejores aliadas para expresarse. Apasionada por la vida, con alas para viajar, amante de los animales y aventurera del aprendizaje. Es psicóloga y ha dedicado su vida profesional al mundo de las organizaciones, inspirada por humanizar los espacios de trabajo. Directora de la Fundación Africa Dream, y del Capítulo Chileno de Capitalismo Consciente. Publicó en 2006 el libro de poesía “Viaje de la Luciérnaga”.

En sus viajes por el continente africano, Viviana Zambrano P. se ha sentido profundamente conectada con la vitalidad de la naturaleza y la geografía humana.  Para este libro, las fotografías fueron tomadas por la autora en Mali, en los poblados de Timbuktu, Mopti (orillas río Niger) y Segou, en las aldeas Banani y Sangha en la Falla de Bandiagara y en la aldea Yougapin. En su viaje por los Himalayas, Viviana Zambrano recorrió en Nepal: Katmandu, Pokhara, Tadapani, Ghandruk y Landruk. En Vietnam visitó las aldeas de la zona de Sa Pa. También estuvo en Buthan y Myanmar.

Acerca de Africa  Dream:

La Fundación Africa Dream es una organización sin fines de lucro liderada por un grupo  de chilenos enamorados de África, que creen firmemente en que la solidaridad no tiene fronteras.

Durante más de 11 años han trabajado bajo un modelo austero de financiamiento, donde su labor está dedicada a co-construir una mejor calidad de vida para las comunidades más pobres del África Subsahariana con un fuerte énfasis en la sustentabilidad. 

Actualmente su operación se encuentra en la aldea de Sichilli y de Namakala,  en Zambia. En años anteriores han tenido proyectos activos en  Kisumu y Rota, en  Kenia; Moatize, en Mozambique;  Malamulele en Sudáfrica.

eventomonticello_africadream_003

Embajador Sudáfrica Hilton Fisher, Viviana Zambrano (autora libro), Silvia Fisher, Manuel Rojas.

eventomonticello_africadream_004

Luisa Fisher, Embajador Hilton Fisher, Ceo Sun Dreams Jaime Willhem, Janet Sprönhle, Presidenta Fundación  Africa Dream,  Agustín Riesco, vice presidente ejecutivo Fundación  Africa Dream

eventomonticello_africadream_12

Rubí Gálvez, Ilona Pop, Verónica Alliende, Dirk Wendel, Mariela Machuca, Gilda de Eggenling, Carlos Eggenling, Patricia Sabag, Ingrid Abumohor

Lanzamiento libro

Lanzamiento libro

Libro de Poesía y Fotografía que nos conecta con África y los Himalayas es lanzado en Casino Sun Monticello

portadalibro

 

“El Tesoro de los Pantalones Bordados” nos vincula con la riqueza de África y los Himalayas,  mostrando desde una perspectiva poética el  legado de estos lugares, muchas veces estigmatizados. 

 

A través de fotografías, poemas y prosa poética, devela desde la visión de una chilena cómo África está más viva que nunca y cómo la cultura que ellos poseen es hoy un aporte para nuestras vidas diarias. 

Con la presencia de la Presidenta de Fundación Africa Dream, Janet Spröhnle, y del empresario y alpinista, Rodrigo Jordan, se lanzará este martes 29 de noviembre en el centro de Eventos de Sun Monticello,
el libro
El tesoro de los pantalones  bordados: De los
Baobabs a los Gundrums
”, de la psicóloga y Directora de Fundación Africa Dream, Viviana Zambrano Perroni.

El lanzamiento, que contará con palabras de Janet Spröhnle y con la presentación  de Rodrigo Jordán, estará acompañado de una exclusiva muestra fotográfica de lugares de África y los Himalayas, que son el resultado de un profundo viaje en el cual la gente y cultura quedan expuestos en el lente de Viviana Zambrano, al igual que en la narración y en el resto del libro.

Y es que en definitiva El
tesoro de los pantalones bordados
es el resultado de la pasión por las letras, el lenguaje poético, los viajes y la fotografía. Este libro es un sueño hecho realidad, un registro poético y fotográfico que habla de un viaje interior que comienza en las raíces africanas
y se eleva a las alturas de los  
Himalayas.

Sun Dreams  Chile, organización a cargo de la producción y edición del libro,  lo tendrá a la venta en todos sus hoteles, para que  los  huéspedes puedan  adquirirlo, de tal manera que lo recaudado económicamente sea  entregado a la Fundación África Dream, organización que entrega ayuda social sustentable a comunidades rurales de África, involucrándose de forma directa en las comunidades mediante la presencia permanente de voluntarios profesionales chilenos de distintas áreas, quienes respetan, valoran y potencian las dimensiones culturales locales y propician un aprendizaje recíproco y un espacio co-construido. Actualmente su operación se encuentra en la aldea de Sichilli y la de Namakala,  en Zambia. En años anteriores han tenido proyectos activos en  Kisumu y Rota, en  Kenia; Moatize, en Mozambique;  Malamulele en Sudáfrica.

Por lo mismo, y tras el lanzamiento, el libro también será vendido en formato digital, a través de la página web de la Fundación Africa Dream (www.africadream.cl)

El día del lanzamiento habrán  libros disponibles para que los asistentes los adquieran, previa donación.

 

De la Autora:

Viviana Zambrano Perroni, nació en Santiago de Chile. Aprendió a muy temprana edad que las palabras escritas eran sus mejores aliadas para expresarse. Apasionada por la vida, con alas para viajar, amante de los animales y aventurera del aprendizaje. Es psicóloga y ha dedicado su vida profesional al mundo de las organizaciones, inspirada por humanizar los espacios de trabajo. Directora de la Fundación Africa Dream, y del Capítulo Chileno de Capitalismo Consciente. Publicó en 2006 el libro de poesía “Viaje de la Luciérnaga”.

En sus viajes por el continente africano, Viviana Zambrano P. se ha sentido profundamente conectada con la vitalidad de la naturaleza y la geografía humana.  Para este libro, las fotografías fueron tomadas por la autora en Mali, en los poblados de Timbuktu, Mopti (orillas río Niger) y Segou, en las aldeas Banani y Sangha en la Falla de Bandiagara y en la aldea Yougapin. En su viaje por los Himalayas, Viviana Zambrano recorrió en Nepal: Katmandu, Pokhara, Tadapani, Ghandruk y Landruk. En Vietnam visitó las aldeas de la zona de Sa Pa. También estuvo en Buthan y Myanmar.

Acerca de Africa  Dream:

La Fundación Africa Dream es una organización sin fines de lucro liderada por un grupo  de chilenos enamorados de África, que creen firmemente en que la solidaridad no tiene fronteras.

Durante más de 11 años han trabajado bajo un modelo austero de financiamiento, donde su labor está dedicada a co-construir una mejor calidad de vida para las comunidades más pobres del África Subsahariana con un fuerte énfasis en la sustentabilidad. 

Lanzamiento Libro y Exposición de fotografías.

Martes 29 de Noviembre.

20.00 horas.

Centro de Conferencia, Casino Monticello.


Luchando contra la indiferencia consciente

benjasaladeclases

Cae la noche en Sichili y mientras reviso las noticias de mi país al otro lado del atlántico decido postear algunas fotos de mi experiencia en Facebook. La diferencia de horarios hace que muchos amigos y familiares vean las fotos cayendo la tarde y los likes no se hacen esperar, al igual que los comentarios de apoyo y felicitaciones por la labor realizada en este pequeño rincón del mundo.

Mientras leo los comentarios y contrasto con la precariedad de condiciones con las que lidiamos en el día a día, me pregunto dónde está toda esa gente que quiere ayudar. Me pregunto cómo se desvanece esa ayuda a lo largo de los kilómetros que nos separan desde el computador o celular desde donde son emitidos, y lo distinta que es la reacción cuando se busca un apoyo concreto hacia las comunidades de África.

Hoy en día todos están enterados y son conscientes de los males del mundo. Todos opinan acerca de lo precario del sistema previsional chileno, de las paupérrimas condiciones de los niños más vulnerables en el SENAME, del terrible hacinamiento en las cárceles, de las injusticias e inequidades en salud y educación, del calentamiento global, la deforestación, los refugiados de guerra que son tratados como escoria, etc. Las redes sociales y los medios desbordan con noticias que generan consciencia y que tal vez, se acompañan de una asistencia a una marcha multitudinaria o la firma de un petitorio a través de change.org

Pero la consciencia lamentablemente hoy es sinónimo de indiferencia. Quienes trabajamos en terreno, ya sea una semana en misiones o en voluntariados más largos, nos vemos enfrentados a las dificultades para conseguir apoyo real y recursos para las distintas misiones en las cuales nos embarcamos. “Ya di a otro”, “no gracias” o una simple mirada hacia el lado, son las respuestas más comunes a las que nos vemos enfrentados. Más aún, muchos no sólo se contentan con la indiferencia, sino que se suman a las críticas del “por qué ayudas aquí y no haya”, que la caridad parte por casa, que están haciendo turismo social, etc. Y al final del día no nos quedan más que los aportes de los familiares cercanos, amigos leales y quizás si los planetas se alinean, aparece un mecenas decidido a ser la excepción que confirma la regla.

Y esta realidad es peor en nuestra generación. Hemos visto como nuestras voces han sido calladas por la indiferencia en todo el mundo, tenemos claros ejemplos en el Brexit, el no de Colombia, y ahora en las elecciones de los Estados Unidos, en donde los jóvenes estuvieron en desacuerdo con lo elegido, pero viéndose sobrepasados por las abstenciones y por los adultos que, a diferencia de nosotros, sí están dispuestos a luchar por lo que quieren.  

De nada sirve salir a protestar después y llenar nuestro portal de Facebook y Twitter de lecciones morales acerca de por qué está mal lo que sucedió, cuando no luchamos para evitarlo en primer caso.

Dejemos de ser pregoneros de la justicia a través del computador y levantémonos para ayudar de verdad. Levántense que el mundo los necesita, ofrézcanse para ir a atender a la gente en situación de calle, vayan a hacer clases a escuelas vulnerables, cuiden su ambiente, de un tiempito de su vida y un puñado de sus recursos a quien sufre al lado o a quien sufre lejos. Dejemos de hacer oídos sordos a las enseñanzas de nuestros Cristos, Budas y Maomas, dejemos de mirar hacia el lado y creer que con un like basta, y comencemos a sumergirnos en el mundo que nos necesita.

“El activista no es el hombre que dice que el río está sucio. El activista es el hombre que limpia el río”

  • Ross Perot

Réquiem para Peter

Peter Towa tenía 44 años y de cierta forma representa lo mejor y lo peor de esta tierra de contrastes que es Sichili.

Dicen que hace años Peter era un hombre joven y alegre, que se le escuchaba cantar por las “calles” a toda hora y que siempre recibía con una sonrisa y una palabra de cariño a todo quien le conociese. Por esas razones Peter fue muy respetado y querido durante su vida, aún después de que la muerte de su primera señora lo hiciera caer en el alcoholismo.

De todos los enfermeros con los que trabajamos, Peter es sin duda quien más nos daba para hablar. Era motivo constante de discusión en las reuniones de administración y la revisión de su perfil en el comité disciplinario era rutina. El alcohol y la depresión lo hacían caer constantemente en faltas profesionales que más de una rabia nos hizo pasar. En cualquier lugar del mundo el habría perdido su trabajo. Pero en Sichili la simpatía y la lástima que ocasionaba su historia, junto con el hecho de que fuera el único proveedor para 9 hijos, hacían que constantemente se le perdonase.

Peter era como ese hijo problemático frente al cual sus padres no se rinden. La lucha contra el VIH, el alcohol y la depresión contrastaba con el cariño que mostraba a todos y su buena disposición para hacer cualquier trabajo, a cualquier hora. 

Se veía en él un intento genuino por mejorar y un cariño verdadero a todos, incluso hacia mí, pese a que numerosas veces le informé que estaba intentando expulsarlo debido a sus repetidas faltas. “Gracias por la sinceridad y las críticas. Está bien que me hable de frente doctor” me decía desafiante, pero no a modo de insubordinación, sino que como un niño que lleva promedio rojo pero que sabe que puede más y le dice a su profesor que lo lograra.

Debo admitir que tenía una relación especial con él. En cierta forma sabía que era un caso perdido y que no lograría vencer su adicción. Pero una parte de mí no quería darse por vencida. Pensaba que con la expulsión él tocaría fondo y se rehabilitaría, pero lamentablemente Peter se negaba ir a terapia por el hecho de dejar a su familia. Si todas nuestras luchas y alegrías en este lugar se encarnaran, sin lugar a duda lo harían en Peter. Y así fue hasta el último día de su vida.

Saliendo de la reunión del lunes un enfermero nos dice “doctor, una emergencia, es Peter”. Se encontraba inconsciente, traído por vecinos y familiares, quienes nos pasan una botella casi vacía que tenía veneno. “Se ha intentado suicidar” nos dicen sus seres queridos con clara preocupación. “No sabemos cuánto tiempo lleva así, lo trajimos apenas pudimos”. 

Tras el manejo inicial y la estabilización de Peter, pudimos estudiar con más calma el veneno que habría ingerido. Sin duda la tarea fue difícil, pues habría tomado más de dos veces la dosis letal, y nuestros recursos eran bastante limitados. A eso se tuvimos que sumar los problemas de salud que él ya tenía. Fue toda  una tarea titánica que minuto a minuto se hacía más pesada.

Tomamos turnos para vigilar al paciente, tal como lo hacíamos con todos las personas graves que hemos tenido, y tras unas difíciles primeras horas, el panorama parecía alentador. Peter se mantenía estable y retomaba a ratos la consciencia para responder algunas preguntas básicas. Se veía abatido, sin ganas de salir adelante, pero una parte de mi sentía que nuestro trabajo por mantenerle vivo lo conmovió. Estábamos en una etapa crítica. Si Peter lograba mantenerse estable por las próximas 24 horas, podíamos confiar en que lo peor habría pasado y estaría en condiciones para ser trasladado hacia un centro de mayor complejidad para soportar lo que se venía.

Lamentablemente a las 5:30 am el cuerpo de Peter Towa ya no dio más y nos dejó. El llanto fue generalizado en el hospital y en todo Sichili. Lo que vendría después no lo podría haber sospechado.

Como médico uno tiene rara vez la oportunidad de tratar a un ser querido o conocido en alguna situación de gravedad, es una responsabilidad que uno intenta rehuir lo más posible. A la vez, como médico, uno tiene rara vez la oportunidad de asistir al funeral de uno de sus pacientes. Nosotros tuvimos el terrible privilegio de vivir ambas. 

La ceremonia estuvo llena de gestos por parte de sus colegas, quienes nunca dejaron de rodear el cuerpo con sus uniformes. La procesión hacia el cementerio de su villa natal fue seguido por todo el pueblo. Ese día no hubo clases, nadie trabajó ni  se dedicó a nada más que no tuviese relación con la conmemoración de uno de los personajes más icónicos de Sichili. Las lágrimas corrían por los ojos de la gente de una cultura práctica, que rara vez muestran sentimientos profundos, y sin entrar más en detalle, más de alguna quiso caer por nuestros ojos.  

Descansa en Paz Peter, que tu recuerdo nos acompañe a quienes pasamos por Sichili.

“La muerte no nos roba los seres amados. Al contrario, nos los guarda y nos los inmortaliza en el recuerdo”. Francois Mauriac. 

Donar ahora

Llámanos
+56 2 29 13 9616

Escríbenos
info@africadream.cl

Visítanos
Av. Apoquindo 3039 Piso 9 – Santiago
Privacy Settings
We use cookies to enhance your experience while using our website. If you are using our Services via a browser you can restrict, block or remove cookies through your web browser settings. We also use content and scripts from third parties that may use tracking technologies. You can selectively provide your consent below to allow such third party embeds. For complete information about the cookies we use, data we collect and how we process them, please check our Privacy Policy
Youtube
Consent to display content from Youtube
Vimeo
Consent to display content from Vimeo
Google Maps
Consent to display content from Google