Blog

Sueños 2021

Desde que hemos sido tocados por la pandemia nuestra presencia en África se ha concretado a través de sueños. Asumimos…

Read More

Andrea y África

Andrea Sanzana Lobos La percepción del tiempo cada vez es más rápida, cada día nos vemos más envueltos en el…

Read More

La mejor decisión

María Isabel Gatica Es difícil expresar en pocas palabras el por qué quiero ser voluntaria en Africa, ha sido mi…

Read More

Javier y África

Tras 12 años en Chile llenos de experiencias culturales y laborales, es el momento de dar un paso más allá…

Read More

Ser tribu

Ignacio Vilches Director Africa Dream Se vienen tiempos de importantes decisiones para nuestro país, en donde todos los que formamos…

Read More

África Conecta, Podcast

Jorge Molina, Voluntario Africa Dream Por el infinito camino de la innovación que recorremos como fundación, no quisimos quedarnos atrás,…

Read More

¿Por qué África?

Catalina Rodríguez, Médico Veterinaria “¿Por qué África?”, probablemente la pregunta más frecuente que te hace la gente. Y yo respondo…

Read More

Mi experiencia de Voluntariado Virtual

El 22 de agosto de 2020 decidí unirme a África Dream para algún día poder ir a hacer un voluntariado a África. No estaba seguro si unirme ahora o esperar que pase la pandemia, pero de todas maneras mandé un mail para ver qué pasaba.

Me respondieron muy rápido y me invitaron a una reunión donde pude conocer Rodrigo Mercado (Director Ejecutivo) y a su mano derecha de proyectos Diego Rivera. Nada más que decir, altiro decidí unirme a la fundación.

El equipo que me encontré fue increíble, lleno de energía. Muchos voluntarios, nunca se han visto en persona, pero en las reuniones online hablaban como si fueran mejores amigos de toda la vida. 

La cultura de la fundación de todos ayudarnos, realizar proyectos, hacer mini clases entre nosotros sobre temas de interés, celebrar los cumpleaños y obviamente de repente hacer un “carrete online”, es lo que la ha mantenido con tan buen rendimiento durante estos complicados tiempos.

El voluntariado online es todo un desafío, requiere compromiso y trabajar con un equipo con gente de todas las edades y de todo Chile para sacar adelante los sueños de la Fundación. Ha sido una excelente experiencia, con un ambiente de tanta motivación y positividad que en verdad da gusto. 

El sueño de ir África esta más que presente en todo el equipo y estamos muy ansiosos por irnos cuando termine la pandemia, pero mientras tanto, los invitamos a tod@s a ser parte de este gran equipo y que el covid no sea una excusa para postergar nuestras metas.

 

Cristóbal Nannig

 

África, la zona de libre comercio más grande del mundo

El Acuerdo de Libre Comercio Continental Africano (AfCFTA) entró en funcionamiento este viernes para crear el mayor mercado único de productos y servicios del mundo y cambiar “la suerte económica” del continente, en palabras del presidente de Sudáfrica, Cyril Ramaphosa, actual líder de la Unión Africana (UA).

“La Zona de Libre Comercio Continental Africana cambiará fundamentalmente la suerte económica de nuestro continente”, asegura Ramaphosa en su cuenta de Twitter haciendo un llamamiento a los empresarios de su país para que aprovechen “las abundantes oportunidades que este desarrollo histórico presentará para explorar nuevos mercados y crear nuevas asociaciones”.

En la ceremonia de lanzamiento, que se realizó en línea, el secretario general del AfCFTA, Wamkele Mene, señaló el día como histórico.

“Para el continente es realmente hoy un día histórico, un día en el que empezamos a comerciar oficialmente bajo las condiciones de la zona de libre comercio del continente africano (…), un paso más cerca de una visión de un África integrada”, declaró al señalar que este acuerdo comercial debería ser también “un instrumento de desarrollo” para África.

Mene indicó que con este acuerdo el continente tiene “la oportunidad de salir de la pobreza” y de “tomar medidas activas para desmantelar el modelo económico colonial heredado y mantenido durante los últimos 50 años”.

En la ceremonia, el presidente de Níger, Mahamadou Issoufu, señaló que la zona de libre comercio constituye un “pacto gigante” y es una “asociación ganador-ganador de la que se beneficia toda África”.

El AfCFTA aspira a establecer la mayor área sin trabas comerciales del mundo desde la fundación de la Organización Mundial del Comercio (OMC) en 1995, con un mercado de más de 1.200 millones de personas -que se prevé aumente hasta 2.500 millones para 2050- y un PIB conjunto de unos 3,4 billones de dólares.

De los 55 Estados miembros de la UA, 54 (salvo Eritrea) han firmado el acuerdo que entró en vigor el 30 de mayo de 2019, 34 países lo han ratificado y al menos 41 naciones o grupos han presentado sus ofertas arancelarias, incluyendo la CEDEAO (Comunidad Económica de Estados de África Occidental) o la EAC (Comunidad del Este de África).

Se trata de uno de los hitos más significativos hacia la integración africana en la economía global, pero no está exento de retos que podrían dificultar una verdadera integración comercial.

Según explicó a Efe la economista política sudafricana Nomahlubi Jakuja, las Comunidades Económicas Regionales (CER) en las que se encuentra dividida África “han competido entre sí en lugar de fomentar la cooperación, por lo que su convergencia y compatibilidad con el AfCFTA constituirá un gran desafío”.

A esta dificultad se suma la fuerte prevalencia de barreras no arancelarias -como leyes, cuotas o estándares- que pueden acarrear costos comerciales significativamente más altos que los propios aranceles, los cuales sí que serán eliminados (bajo un principio de reciprocidad) en un 90 % de los productos.

Otra deficiencia son las carreteras en muchas ocasiones en malas condiciones y muy congestionadas que suponen la vía de transporte del 80 % de bienes y del 90 % de personas en el continente.

Si esta cuestión no se aborda, un mercado libre africano podría agravar la desigualdad ya existente entre países con una infraestructura portuaria y terrestre desarrollada, como Sudáfrica, y aquellos cuyas pymes ni siquiera consiguen expandir sus productos en el mercado interno, como ocurre en Malawi o Madagascar.

Según estimaciones anteriores a la pandemia de la Comisión Económica de la ONU para África (UNECA), el acuerdo podría incrementar el comercio intraafricano en más de un 50 % para 2022, lo que a su vez se traduciría en un mayor crecimiento económico, más inversiones extrajeras y una necesaria industrialización.

https://www.eleconomista.es/noticias/noticias/10970837/01/21/Entra-en-funcionamiento-en-Africa-la-mayor-zona-de-libre-comercio-del-mundo.html

Sueños 2021

Desde que hemos sido tocados por la pandemia nuestra presencia en África se ha concretado a través de sueños. Asumimos el sueño de apadrinar a 12 niñas y niños en su educación y en una respuesta de generosidad increíble fueron apadrinados con preocupación y sentimiento.  Creemos en sueños a corto plazo que permanezcan en el tiempo y no se desvanezcan, lo cual le da sentido a nuestra presencia en África en medio de las necesidades locales.

Soñamos con nuestros voluntarios 2021, en un futuro no muy lejano, y así acompañar el asombro, escuchar y leer los relatos, las alegrías e impresiones que nos cuentan estando allá. Sin embargo, el sueño se construye desde el compromiso que cada uno tenga desde lo local, es por eso que soñamos con voluntarias y voluntarios comprometidos desde aquí.

Los sueños son parte de nuestra fundación, y hay sueños que nos han tomado años, como es el certificado de donaciones para que empresas con sentido social también nos acompañen a seguir creciendo. Un sueño que consolida nuestra mirada, de que sin Chile no hay África.

Creemos en sueños compartidos este 2021, pues será la única forma en que se hagan realidad junto a nuestros socios, voluntarios y el gran pueblo africano. El “ir más allá de lo obvio y visible” como bien lo refleja Antoine de Saint-Exupéry en su libro “El Principito”, es un recordatorio para nunca dejar de imaginar ni soñar.  Es lo que nos abre las puertas a las posibilidades, no sólo para encontrar soluciones inmediatas, sino más importante, entender el problema, resolver y aprender. 

 

Rodrigo Mercado C.

Director Ejecutivo Fundación Africa Dream

 

Andrea y África

Andrea Sanzana Lobos

La percepción del tiempo cada vez es más rápida, cada día nos vemos más envueltos en el sistema, donde se trabaja la mayor parte del día y de la semana. La exigencia sobrepasa los límites, la gente está menos tolerante y más desconfiada. 

Tras una década como enfermera, trabajando en el área hospitalaria, los 6 últimos años en la unidad de paciente crítico han sido de gran exigencia diaria, lo que me ha permitido desarrollarme profesionalmente, cuidando y ayudando a quienes más lo necesitan.  Frente a estos dos motivos, llega el momento de detenerse y decidir cambiar el rumbo de mi vida, seguir ayudando, pero ahora desde una vereda distinta, siento que es momento de entregar o devolver todo lo que me ha dado la vida a gente que necesita mucho de nosotros, lo que me lleva a decidir por África. Embarcarme en este sueño es un tremendo desafío como persona y profesional, compartir y enriquecerse de otras culturas es impagable, salir de un sistema para entrar en nuevas comunidades con otras costumbres y valores. 

Además, tengo la fortuna de poder compartir este sueño con mi pololo Javier, voluntario de Africa Dream, quien también disfruta de forma desinteresada de ayudar a los más necesitados.

Espero entregar lo mejor de mí, las ganas de servir, enseñar y aprender de otras comunidades africanas me mueven fuertemente, establecer nuevos vínculos desde cerca para conocer en primera persona estos grupos étnicos.  

 

El Inspirador sueño Africano

Marcelo Mosso G.

Co-Fundador Africa Dream

Cuando nació África Dream, ya hace 15 años, vivíamos en un Chile frenético en la búsqueda del progreso y el desarrollo. Eran años en que la sociedad se apreciaba menos colectiva y consciente de la conexión que existe entre todos los seres humanos. Unidos en la idea del propósito, y convencidos que la solidaridad es una intención que no tiene fronteras, formamos este sueño-aventura de una fundación que pudiese enviar voluntarios a África.

Su propósito nunca fue la entrega asistencial, no es la manera en que veo las relaciones, sino que la construcción de puentes, el entendimiento mutuo en que estos voluntarios entregarían conocimiento “tradicional” -educación, salud y de agronomía- para recibir y aprender la gran enseñanza de la vida. Eso es lo que entrega el África de verdad. Un África que sufre y vive, donde aún las aldeas reciben al inmigrante con cantos, y el sonido de los tambores entra sin invitación a acompañar el sueño.

África Dream, partió en forma localizada, en Sichili, Zambia, pero fue ampliando su devenir a otras localidades y países. Hoy busca generar soluciones sustentables en el largo plazo y, mucho más que eso, entregar una experiencia transformadora para sus voluntarios, con el propósito que cualquier acción que emprendan cuando vuelvan a Chile esté, de alguna manera, teñida con ese aprendizaje que jamás podrán olvidar porque ya está instalado para siempre en su memoria.

En un año tan difícil para todos como el que estamos por finalizar, siento que muchas lecciones debemos aprender como seres humanos. La primera de ellas: que nos necesitamos todos. Un virus que partió tan lejos llegó a nosotros en cuestión de semanas para recordarnos que todos dependemos de los demás, que lo que tú haces me impacta, y lo que yo hago, impacta a otros. Eso es lo que inspiró esta Fundación, y es lo que no debemos olvidar: todos nos necesitamos, todos nos interrelacionamos y todos estamos unidos.

La mejor decisión

María Isabel Gatica

Es difícil expresar en pocas palabras el por qué quiero ser voluntaria en Africa, ha sido mi sueño desde muy chica.

Soy terapeuta ocupacional y siempre ha sido mi motivación el estar al servicio de un otro y contribuir en que tengan una mejor calidad de vida. Si bien es importante ayudar y contribuir también en nuestro país, puesto que hoy más que nunca se necesita,  el mundo es muy grande, y hay muchas otras personas que también pueden necesitar de nuestra ayuda.

Es por esto que estoy segura de que esta experiencia será la mejor decisión que he tomado en mi vida

De la espera a la esperanza

Nicolás Fuenzalida

Vivimos en los tiempos del resultado rápido. Del test rápido, de comida gourmet por delivery en 30 minutos, relaciones que se inician con un click en una App y de entretención “a la carta” en nuestros televisores. Ni las nuevas generaciones que buscan desesperadamente el sentido, ni las crisis que hemos vivido en estos últimos años, han logrado ralentizar el ritmo acelerado del resultado apresurado y la satisfacción rápida que impera en el ambiente.

 

Sin embargo, quienes han trabajado para las comunidades rurales de África, saben que hay algunos lugares, culturas y sentimientos que se mantienen latentes en un ritmo bajo y expectante. Que existe una cultura de la espera, de la rutina paciente, de la sonrisa sincera y de la vida que sólo es vida cuando se comparte con otros.

 

Hoy, el COVID-19 ha puesto a toda la humanidad en un estado de espera conjunta. La necesidad de proteger nuestras vidas nos ha puesto el desafío de la espera como un destino repentino, teniendo que poner viajes, proyectos, expectativas, encuentros y sueños en un estado de espera, de guarda y de resiliencia, como casi un ejercicio forzado de bajar la velocidad y volver a añorar nuestros encuentros.

 

En Africa Dream, también hemos tenido que poner en pausa los sueños de continuar nuestros proyectos en terreno con toda la fuerza con la que venían; hemos tenido que aplicar protocolos de cuidado, repensar fechas y estar en constante comunicación con nuestros partners locales, buscando nuevas formas de apoyarlos y proyectar hacia el futuro una alianza para la cooperación con nuevas formas y desafíos.

 

Hoy, estando a la espera, hemos podido reflexionar profundamente nuestro rol como Fundación, y hemos podido re-confirmar nuestra profunda vocación social, nuestro amor por África y estamos poco a poco retomando los proyectos sociales en terreno, para los cuales nuestros voluntarios están ya preparándose, a la espera una vez más.

 

Confiamos que el testimonio de nuestros voluntarios, tanto en Chile como en África, siga siendo ejemplo de que podemos trabajar en conjunto culturas completamente diferentes a las nuestras, que los talentos están para compartirlos con los demás y quizás, que la paciencia que hemos tenido transformará la espera en esperanza, para seguir promoviendo y creyendo en una solidaridad sin fronteras.

Javier y África

Tras 12 años en Chile llenos de experiencias culturales y laborales, es el momento de dar un paso más allá en el camino de la vida y adentrarse en la aventura de África. Llegué a trabajar a Chile en 2008 a través de una empresa española de suministros para la minería y tras un largo camino recorrido por varias empresas en los distintos procesos mineros en la mayoría de las minas del norte de Chile, llegó el momento de tomar otro rumbo hacia nuevos desafíos y experiencias enriquecedoras.

África siempre me ha llamado la atención por sus ancestrales culturas y rituales que mantienen todavía en el siglo XXI ajenos a la vorágine de la globalización y por la gran necesidad de recursos tan básicos que tienen las zonas rurales como alimentación o agua potable. El impulso definitivo para tomar la decisión de pasar un periodo de mi vida en África se lo debo a Andrea, enfermera de profesión y mi polola, cuya incansable vocación por ayudar al prójimo nos conlleva a tomar la decisión de cruzar el atlántico en ayuda de los que más lo necesitan.

Esperamos poder embarcarnos en el sueño de África próximamente cuando la situación global de salud lo permita de forma segura y cumplir así uno de los sueños y experiencias inolvidables de la vida.

 

Javier Fresnillo

Ser tribu

Ignacio Vilches

Director Africa Dream

Se vienen tiempos de importantes decisiones para nuestro país, en donde todos los que formamos esta gran comunidad, decidiremos el camino por el que queremos avanzar. No hay espacio para la individualidad, nadie sobra. La individualidad, o esta falta de ser comunidad, nos llevaron a desconectarnos como individuos y a evitar solucionar los problemas que se presentaban, priorizando el interés particular, y posponiendo soluciones en pos del bien común.

Esto me hace reflexionar que durante mi experiencia, como voluntario en la provincia en Limpopo, en Sudáfrica, note la importancia de la tribu Tsonga del pertenecer a una comunidad, ellos me hicieron sentir parte de su tribu, de su pueblo, comprendiendo, que tanto el hombre como la mujer no pueden vivir aislados, el aislarse implica retroceder, ahora cuando nos reunimos, implica fortalecernos y desarrollarnos. Por lo tanto, mientras más cohesionado sea un país, mejor proyección tendrá para desarrollarse.

Para lograr esto, primero hay que tener un compromiso por el objetivo común, ser perseverantes, y por supuesto, tener respeto por el resto, sin respeto no lograremos avanzar juntos.

Esta gran comunidad, conformada por ciudadanos, diversa pero iguales en derechos, tiene como primer deber hacerse parte de este proceso democrático, prácticamente inédito en la historia de nuestra vida republicana, que es decidir si queremos mantener o volver a redactar una nueva Constitución.

Hay procesos que la Constitución no va a frenar, como es la globalización de la sociedad en todas sus formas, así como la revolución tecnológica. Ambas rompen  barreras que parecían difíciles de traspasar, y han contribuido a democratizar el acceso al conocimiento, pero por otra parte nos expone y nos desafía en otras problemáticas que no estábamos acostumbrados como la inmigración y el surgimiento de las pandemias.

Sea cual sea el resultado de octubre próximo, debemos respetarlo, y sentarnos a escuchar y a dialogar, no será un proceso fácil, pero tenemos que aportar con prudencia y paciencia. No podemos seguir desconectados, tenemos el deber de colaborar en la búsqueda de esta apreciada unidad, en que todos nos sintamos parte de esta gran TRIBU.

África Conecta, Podcast

Jorge Molina, Voluntario Africa Dream

Por el infinito camino de la innovación que recorremos como fundación, no quisimos quedarnos atrás, sobre todo en estos tiempos de cuarentena.

Como parte de nuestro proyecto de África-Conecta, y con la finalidad de no desconectarnos con nuestros socios y futuros voluntarios, surge África-Conecta Podcast. Hemos decidido ingresar al mundo podcasting para traer lo mejor de la fundación y del continente africano. En el podcast, sabrás todo acerca de la Fundación Africa Dream, su historia, cómo funcionamos, nuestros proyectos, entre otros.

También, te enterarás de todo lo que está ocurriendo en África actualmente, como también su historia. Por último, y no menos importante, tendremos entrevistas en el que los invitados nos contarán las diversas experiencias y aprendizajes al haber estado en nuestra fundación y su paso por el continente africano.

Porque queremos que este proyecto sea exitoso, te invitamos a escuchar, seguir y compartir nuestro podcast en Spotify para que sigamos conectados.

Donar ahora

Escríbenos
info@africadream.cl

Dirección
La Capitanía 80, Of. 108 - Las Condes, Santiago
Privacy Settings
We use cookies to enhance your experience while using our website. If you are using our Services via a browser you can restrict, block or remove cookies through your web browser settings. We also use content and scripts from third parties that may use tracking technologies. You can selectively provide your consent below to allow such third party embeds. For complete information about the cookies we use, data we collect and how we process them, please check our Privacy Policy
Youtube
Consent to display content from Youtube
Vimeo
Consent to display content from Vimeo
Google Maps
Consent to display content from Google