Blog

Déficit Alimentario

Si bien es cierto soy un radioescucha, y además una serie de estudiantes de periodismo en…

Read More

Dream Summit

Después de una larga espera, por fin nos pudimos reunir presencialmente en un día completo de…

Read More
Descubriendo otras realidades

Descubriendo otras realidades

En estos 7 meses que llevo de voluntario en Kenia, me han sucedido muchas cosas tanto…

Read More
Autocuidado

Autocuidado

Comenzar un viaje a un nuevo país siempre es una experiencia que ilusiona y asusta a…

Read More
La seducción de África

La seducción de África

Mi paso por tierras africanas se puede dividir en dos partes. Los primeros tres meses estuve…

Read More
Los niños de África y la inclusión

Los niños de África y la inclusión

“Lo que cuenta en la vida no es el simple hecho de que hayamos vivido; es…

Read More
Informe Transparencia

Informe Transparencia

Read More
Voluntariado en Etiopía

Voluntariado en Etiopía

Es difícil poder expresar todo lo vivido en un par de líneas, cuando la experiencia que…

Read More
Resignificando Marzo en Africa Dream

Resignificando Marzo en Africa Dream

En nuestra cultura, Marzo es un mes que nos activa el cerebro, luego de que la…

Read More
¿Por qué África es África?

¿Por qué África es África?

Ha pasado un mes desde que Andrea y yo hemos regresado de África, una experiencia de…

Read More
La tolerancia y el desafío de ser extranjero

La tolerancia y el desafío de ser extranjero

Son 10 años de mi regreso a Chile, luego de casi 1 año en tierras africanas,…

Read More
África: Su fragilidad, su calidad humana y su necesidad hoy

África: Su fragilidad, su calidad humana y su necesidad hoy

El 2021 fue un año particular para África como continente. Hubo 6 golpes de estado, se…

Read More

Déficit Alimentario

Si bien es cierto soy un radioescucha, y además una serie de estudiantes de periodismo en estos días me han entrevistado por la situación alimentaria de África, decido compartir algunas cosas que son reales, pues la situación a nivel mundial es mal, pero en el continente africano pega cien veces más de lo que nos sucede a nosotros.

Dos factores determinantes del déficit alimentario en el continente africano, por un lado, COVID-19 está acelerado el deterioro de la seguridad alimentaria en África subsahariana (AS). El impacto de la pandemia se ha traducido en distorsiones en la oferta y demanda de alimentos y en un aumento de precios alrededor del continente. El COVID-19 podría revertir años de progreso en la reducción de la pobreza y el hambre. Dado que se espera que estos efectos se concentren en zonas rurales, la agricultura jugará un rol fundamental para salvaguardar tanto los ingresos como el estado nutricional de la población.

Por otro lado, África enfrenta una crisis “sin precedentes” provocada por la invasión rusa sobre Ucrania, esto preocupa al continente africano, que es un importador neto de trigo y aceite de girasol. Además, cada vez surge más preocupación por la sequía en algunas regiones del continente. La interrupción de los envíos de productos básicos se sumaría a la preocupación general por la inflación de los precios de los alimentos en una región que es importadora de trigo. Se vaticina que para el 2023 la hambruna en el continente africano era un desastre humanitario.

Africa Dream ha sido la primera fundación en Chile por la preocupación del continente africano, y el escenario descrito nos impulsa a seguir consolidando nuestro compromiso. Compromiso que no se puede realizar sin un aporte concreto de personas que desean con un granito aliviar en algo la dura crisis que se avecina, te invito que a través de https://donaronline.org/fundacion-africa-dream/auxilia-a-africa, te sumes a salvar vidas.

 

Rodrigo Mercado C.

Director Ejecutivo

Dream Summit

Después de una larga espera, por fin nos pudimos reunir presencialmente en un día completo de actividades novedosas y lindos momentos en el que llamamos “Dream Summit”, donde pudimos conocernos y abrazarnos después de casi dos años solo viéndonos a través de una pantalla.  El encuentro valió totalmente el esfuerzo, No importó que algunos viajamos desde muy lejos ya que el anhelo de poder estar compartiendo todos juntos era más grande que un viaje de muchas horas.

Vivimos momentos únicos y sinceramente hasta ese día nunca había sido tan consciente del significado real y profundo de ser voluntaria en una fundación como lo es Africa Dream. El hecho de estar compartiendo vivencias con otras personas que sienten las mismas motivaciones que siento yo como voluntaria, me hace ver que aún quedan humanos sensibles, con la capacidad de conmoverse por las necesidades del otro. El escuchar las experiencias da las personas que estuvieron haciendo su voluntariado me motiva aun más y me incentiva a seguir trabajando para lograr este maravilloso objetivo de vida que es un día viajar a África y aportar desde mi profesión. Quiero seguir soñando y proyectando estas ganas de querer ayudar y de aportar en algo a esta sociedad.

Regresé al sur con el corazón llenito de felicidad y con los mejores recuerdos por los momentos vividos. Alegrías, bailes, risas a carcajadas y hasta algunas lagrimitas de emoción.

Estoy convencida de que esta reunión consolidó nuestro compromiso con la fundación y nuestro compromiso con los proyectos de Chile y África, a su vez fortaleció amistades. Además, hubo un efecto dominó, ya que inspiró a personas así tal cual me inspiré yo. Espero con ansias el próximo encuentro.

Gracias Africa dream.

Paula Metayer. 

Veterinaria, voluntaria Africa Dream

Descubriendo otras realidades

En estos 7 meses que llevo de voluntario en Kenia, me han sucedido muchas cosas tanto a nivel personal como profesional. Entiendo la vida como un viaje, un proceso de observación-estar presente en el momento, todo en continua evolución y en cambio constante;  lo cual me ha llevado a disfrutar a fondo cada instante, cada viaje, cada trabajo, cada nuevo proyecto y cada nueva persona que he ido conociendo en el camino.

Llegar a las comunidades y tribus del Samburu county, fue para mi descubrir otro mundo. Después de mi paso por la capital de Kenia, Nairobi y ecogranja (4 meses), el viajar a las misiones de Lodungokwe, Barsaloi y próximamente Tuum; me ha cambiado totalmente la visión que tuve al principio sobre las personas y su cultura (polígama, religiosa y profundamente pastoralista); la que a medida que va pasando el tiempo y a pesar de la precariedad y necesidades de agua, alimento, soporte social y educación me va pareciendo cada vez más pura y conectada a la naturaleza con una sencillez que sólo pocas veces se deja ver en este estado y nuestros tiempos modernos.

Todas las misiones y ecogranja son administradas por los misioneros de Yarumal y financiadas por organizaciones de ayuda internacional. La idea de poder aportar como voluntario en las misiones fue desde un principio integrarme a su propia realidad sin prejuicios y con el máximo de respeto por sus creencias; al mismo tiempo mediante la observación, escucha y conversación con ellos mismos; co-crear e implementar soluciones sostenibles y ecotecnologías desde el área de la agronomía y agroecología que pudieran ayudar a mejorar tanto la soberanía y seguridad alimentaria, como la calidad de vida de las personas, tribus y comunidades en la región norte de Kenia. Desde este punto de vista, lo que he puesto en práctica hasta el momento; contempla el desarrollo de cultivos y crianza de animales mediante la aplicación de importantes principios ecológicos, entre ellos destacan el manejo adecuado del suelo, mediante el reciclado del mismo y una protección vegetal de los cultivos a través de preparados botánicos especiales que en el fondo no perjudican a la biosfera en su conjunto. La idea por lo tanto, es siempre no degradar el suelo y consecuentemente no contaminar las hortalizas/frutos y el ambiente en general, permitiendo con esto desarrollar una agricultura y ganadería sostenible y de producción limpia capaz de proporcionar cultivos vegetales y proteína animal, sanos y naturales para el consumo humano.

La primera de las misiones que visité, llamada “Lodungokwe” está ubicada a 403,7 km, al Norte de la ciudad capital de Kenia; Nairobi, y corresponde a un ecosistema de sabana árida y que lleva un largo periodo de sequía que hace muy difícil la mantención de la vida en el lugar. El trabajo in situ consistió específicamente en realizar una inspección cualitativa agroecológica sobre las necesidades en terreno de la misión, además mejorar las condiciones de suelo mediante la creación y adición de materia orgánica, mejorar la calidad del agua (salada) para los cultivos mediante la creación de biofiltros artesanales compuestos de arena y carbón, probar sistemas de cultivos eficientes sin uso de plásticos para no generar más contaminación(nylon, PVC) basados en permacultura (biopool en arcilla), probar el policultivo de hortalizas (Milpa) en función de 3 especies que se adaptan muy bien al clima y condiciones edafológicas de la zona (maíz, poroto y zapallo) y de acuerdo a sus resultados determinar cuáles serían las más convenientes de replicar a un nivel productivo mayor y en las otras misiones. Además para mejorar la eficiencia energética y evitar el uso excesivo del carbón para cocinar proveniente de la tala y quema de los escasos árboles de acacia que quedan en el lugar, inicié la construcción una pequeña planta de biogás de 400 litros de capacidad en base al uso de estiércol caprino muy abundante pero no utilizado en el lugar; y también pensando en la recuperación y utilización de los desechos sólidos (biosol) y líquidos (biol) resultantes del proceso de biodigestión que son biofertilizantes orgánicos con muy buenas características para su aplicación en los cultivos y en el suelo.  También elaboré un proyecto de avicultura ecológica para las mujeres Samburu en su mayoría mamás, qué será financiado por Erko (Eslovaquia) y que diseñé especialmente para las condiciones áridas del sector que cuenta con gallinero móvil, aprovechamiento o cosecha de aguas lluvias y la producción de alimento animal en el mismo lugar, mediante la producción de Forraje Verde Hidropónico (F.V.H.) a partir de grano de maíz, el objetivo del proyecto fue generar un plan de trabajo y desarrollo comunitario para las familias involucradas en el proyecto (28 mujeres en total).

En la segunda misión llamada “Barsaloi”, ubicada aproximadamente a 500 km de Nairobi; y con la experiencia previa, el trabajo se enfocó en un principio en mejorar los sistemas y sustratos de cultivos diseñados para tierras áridas; llamados “poolgardens o piscinas de cultivo vegetal”. Cuando llegué a la comunidad se encontraban instaladas 24 de 165 pool gardens para el cultivo de hortalizas y vegetales en cada mañata (casas rústicas) de la comunidad, el sustrato de cada una de ellas estaba compuesto por una mezcla de arcilla roja, arena y estiércol caprino provenientes del mismo suelo de la excavación; al mismo tiempo dentro de cada pool garden existía mucha presencia de rocas, que dificultaban las labores de siembra y crecimiento de vegetales.

Una ventaja de Barsaloi por sobre Lodungokwe es que en la mayoría de las mañatas y en su conjunto se encuentran instaladas llaves de agua que servirán para el abastecimiento de agua bebible e irrigación de los cultivos que se instalarán y crecerán posteriormente (kale, acelga, maíz, poroto, sandia y zapallo). Después de haber conversado con el encargado del proyecto de la misión sobre las necesidades del lugar y sus posibles soluciones, me puse a trabajar expresamente en capacitaciones sobre agricultura ecológica-orgánica con 2 grupos de personas: Jóvenes y mujeres (mamás); estas consistieron en clases integrales teórico-prácticas que se llevaron a cabo en la misión y en terreno (en las mañatas) con el objetivo de que iniciaran la producción de vegetales para su alimentación in situ. Otra labor realizada fue el mejoramiento del sistema instalado en los pools garden, centrado en calidad y eficiencia en el manejo del agua (escaza y salada) mediante la creación de un biofiltro removible, mejoramiento del sustrato de cultivo  (biofertilidad y retención de humedad) y protección de los cultivos frente a hostilidades ambientales mediante mulch orgánico (temperatura, desecación y evaporación de humedad) en este aspecto fue importante la colaboración realizada con el ing. Agrónomo suizo; Andreas Graff con quien trabajé colaborativamente en la elaboración de un reporte regional de las condiciones de la misiones y ecogranja; y que a través de su organización Comundo Suiza conseguí financiamiento para la compra de una máquina chipeadora diesel que se rotará por cada una de las 3 misiones para crear mulch orgánico en gran cantidad a partir de todo tipo de restos vegetales locales (al día de hoy 12-05-2022 la maquina acaba de llegar a la misión de Barsaloi). Para este mismo objetivo se inició desde el principio la elaboración de compost y la adición de materia orgánica para el acondicionamiento del suelo de cultivo, paralelamente se elaboraron en conjunto con las y los participantes en las capacitaciones biofertilizantes y biocontroladores líquidos contra hongos y para repeler insectos en hortalizas y frutales (guayaba, chirimoya y banano), Se estableció el policultivo “Milpa” en la mayoría de las parcelas de rotación de la misión y pool gardens de la comunidad, también el cultivo de avena con la idea de generar mulching orgánico y producir más biodiversidad de alimentos.

Actualmente estoy trabajando en la producción diversificada de alimentos vegetales mediante la implementación de un sistema de rotación y asociación de cultivos para la misión y comunidad en general que se adapte a las condiciones del clima, suelo, agua y cultura alimentaria Samburu;  y también en el desarrollo de una nueva propuesta de proyecto agroecológico escalable y por niveles para un periodo de desarrollo de 2 años (financiado por Erko, Eslovaquia);  con foco en capacitaciones de mujeres y creación de valor mediante el funcionamiento de alguna unidad comercial y que culminará con el establecimiento de una Cooperativa agroecológica para la comunidad de Barsaloi. Esto permitiría generar a través de la aplicación de los conocimientos de las capacitaciones, acompañamiento en la práctica y establecimiento progresivo de piscinas de cultivo vegetal (pool gardens) en las mañatas la producción e intercambio de vegetales capaz de satisfacer en principio una parte inicial de la demanda alimenticia y nutricional de la comunidad y  familias; para luego a través de la asociación, trabajo colaborativo de las mujeres participantes y la conformación de la cooperativa agroecológica en Barsaloi, permitiría la comercialización e intercambio de estos productos orgánicos a través de la conexión con otras cooperativas y mercados compradores para los distintos tipos de productos e insumos que se pueden generar en forma conjunta.

 

DAVID RODRIGUEZ REYES

Ingeniero Agrónomo, voluntario en Kenia

Autocuidado

Comenzar un viaje a un nuevo país siempre es una experiencia que ilusiona y asusta a partes iguales. Esto es especialmente cierto entre nuestros voluntarios que se van destinados a África puesto que parte fundamental de la experiencia ocurre, precisamente, durante los preparativos previos.

África es un destino especial, tiene sus propios tiempos y por lo tanto, es de suma importancia no dejar las cosas para última hora. En nuestra fundación, después de confirmar la plaza como voluntario, el paso siguiente es coordinar los vuelos, vacunarse y solicitar el visado. En nuestro proceso previo a la destinación, es importante que nuestros voluntarios se informen adecuadamente sobre la cultura del país al que van a visitar, sus costumbres, religión, gastronomía y geografía. Todo esto es de gran ayuda para adaptarse mejor y así, disfrutar más la experiencia.

Dentro de nuestras recomendaciones,  siempre sugerimos previo al voluntariado, ponerse en contacto con un especialista en medicina del viajero. En diferentes regiones de África existen enfermedades que son endémicas —es decir, que son propias de dicho lugar—, o que no siendo endémicas, han sido erradicadas de nuestro país.  Las vacunas más habituales para viajar como voluntario a África son:

  • Fiebre Amarilla
  • hepatitis A
  • Triple virica
  • Tétano
  • Polio
  • Tifoidea

Esta lista puede variar dependiendo del país en donde se encuentre la misión y es por ello que resulta importante asesorarse previamente con un profesional calificado.

Otros aspectos relacionados con cuidado son los que dicen relación con la prevención de ciertas enfermedades que no tienen vacuna —como por ejemplo la malaria—, pero que pueden evitarse tomando ciertas precauciones en donde medidas tan simples como el uso de repelentes contra mosquitos o mosquiteros pueden ser suficientes para evitar una enfermedad.

África ofrece una experiencia única para nuestros voluntarios y para potenciar la misma, nos preocupamos de que quienes se suman a nuestra fundación lo hagan informados y tomando las precauciones necesarias antes de su viaje.

 

José Miguel Cárdenas Galli

Director Fundación África Dream

La seducción de África

Mi paso por tierras africanas se puede dividir en dos partes. Los primeros tres meses estuve viviendo en la 3000 Friends Farm, proyecto que mantienen los Misioneros de Yarumal, para ayudarlos en su administración. Fue una sorpresa (y una frustración) cuando, después de preguntar de qué manera podía aportar, me respondieron “pole pole” (poco a poco). En occidente estamos acostumbrados al resultado inmediato, a cumplir objetivos, a los deadlines. Por lo que para mí fue difícil adaptarme a este nuevo estilo de vida sin reglas ni estructuras. Lo que me ayudó a entender esta filosofía fue el involucramiento con la comunidad, compartir con cada una de las personas con las que estaba conviviendo, escuchándolos, entendiendo sus motivaciones y preocupaciones. A partir de este involucramiento, pude ir captando los problemas que había y pude ver de qué manera podía yo, como voluntario, ayudar a resolverlos con mis conocimientos. 

Debo reconocer que no fue fácil, uno debe cambiar la mentalidad de creer que tiene que lograr grandes hazañas para hacer un buen voluntariado. La mayoría de las veces, los problemas a resolver son muy sencillos y es más importante enseñar a las personas, que hacerlo uno mismo, para poder dejar un verdadero legado.

La segunda parte de mi voluntariado fue en la región de Samburu, al norte del país. En el semidesierto todo es difícil, hay poca accesibilidad a servicios básicos, hay poca variedad de comida, el calor y los mosquitos se vuelven insoportables, por lo que es fundamental llevar repelente, insecticida y bloqueador. E incluso tomar agua puede ser peligroso porque, a pesar de que la hierven, por la cantidad de metales y minerales que contiene, no es raro sufrir una infección urinaria. A pesar de todo, este fue el lugar donde me enamoré de África. Su salvajismo, sus parajes inexplorados, sus tribus milenarias (Samburu y Turkana) y principalmente, su gente, hacen de Samburu un lugar donde uno se replantea muchas cosas de la vida. Trabajar en estos lugares fue muy enriquecedor porque toda la comunidad agradece que uno llegue a trabajar con y para ellos. Por otra parte, uno se va adentrando en su cultura y va entendiendo muchas cosas que, vistas desde afuera, no tienen explicación. 

Una de las cosas que más me marcó en mi estadía por estas tierras, fue que cada pequeño trabajo o enseñanza que uno deje, tiene una enorme repercusión en la calidad de vida de la comunidad, por eso agradezco haber podido vivir esta aventura y espero volver algún día, porque la seducción de África es eterna.

José Joaquín López, Ingeniero Comercial

Voluntario Africa Dream en Kenia

Los niños de África y la inclusión

“Lo que cuenta en la vida no es el simple hecho de que hayamos vivido; es nuestro impacto
en las demás personas, lo que determinará el significado de la vida que llevamos”, dijo
Nelson Mandela. Dicho impacto asociado a la importancia que tiene el mirar de igual a
igual al otro, es lo que me enseñaron los meses que estuve en en el hogar de niños de St
Joseph en Eswatini, África. Lugar en el que viven 200 niños, la mayoría en situación de
discapacidad (70%), donde muchos de ellos sufren el abandono de sus padres y familia,
pero sin embargo, tienen un hermoso sentido de comunidad, de ayudar al otro y ser felices,
a pesar de tener sólo lo justo y necesario para vivir.

Los niños con discapacidad en África están entre los más marginados de la sociedad y sus
derechos son frecuentemente vulnerados. Están en su mayoría ausentes en las políticas
públicas, en los planes de desarrollo y los programas de reducción de la pobreza, a lo que se
atribuye que muchos niños y niñas con discapacidad están relegados a vivir en una
situación de extrema pobreza y abandono. En Eswatini en particular, no existen estadísticas
al respecto, por lo que tuve la suerte de entregar las primeras al finalizar mi voluntariado,
debido al trabajo con otras instituciones locales, quienes reciben ayuda del extranjero.

Todo lo anterior, deja en evidencia la segregación y demuestra cómo se invisibilizan estos niños.
A pesar de lo triste de la realidad de los niños con discapacidad en África, el Hogar St.
Joseph, marca un hermoso referente a seguir, siendo la única escuela inclusiva del país,
preocupada por la integración y el bienestar de los niños con los pocos recursos que tienen.
Al salir al patio, entre ellos no existen diferencias… el niño que no pude correr por estar en
una silla de ruedas, lo hace gracias al impulso de su compañero de curso; el que no puede
leer, lo hace a través de los ojos de otro niño dispuesto a ayudar… Existe un proverbio
africano que dice: “Para educar a un niño hace falta toda la tribu”. Así son los niños de St.
Joseph.

La amistad y el sentido de comunidad es parte de sus vidas y de su forma de ser.

Karla Jiménez

Directora Africa Dream

Voluntariado en Etiopía

Es difícil poder expresar todo lo vivido en un par de líneas, cuando la experiencia que vives es indescriptible, llegas muy motivado, con ganas de aplicar todo lo que sabes desde tu área profesional y poco a poco te das cuenta que necesitas tiempo para poder entender una nueva cultura y ver como la ayudas. Es imposible llegar y al mes querer cambiar protocolos o aplicar nuevas estrategias, porque lo que necesitas es observar, escuchar, simplemente “ESTAR” y sobre todo compartir y entender que muchas veces ellos no quieren cambiar. En lo personal me tomó por lo menos 3 a 4 meses como mínimo poder comprender el porqué de cómo ejercían sus procesos en la clínica (similar a un consultorio), porque rápidamente tu aprendes la rutina, pero conocer las razones es lo atractivo e interesante del camino que recorres. 

Comencé administrando vacunas, sin poder dar ninguna recomendación a los pacientes debido al idioma, cuando los pacientes llegaban todos mojados, llenos de barro, la sala clínica era un desastre, entonces barres, buscas plásticos, te haces parte de ellos y poco a poco empiezas a entender, y no es que eres superhéroe, sino que lo que quiero transmitir es que debes ir abierto y dispuesto a todo. Con el tiempo y a medida que me conocían, y a la vez respetando sus formas, pude hacer capacitaciones al personal de salud, cambiar algunas prácticas de salud erróneas, hacer mucha clínica, sobre todo curaciones, aprendiendo a gestionar y utilizar los recursos con los que disponíamos, así también bastante gestión y administración. Mi cabeza no paraba de pensar en cómo mejorar la clínica, pero con la dificultad de cómo poder adaptarlo a ellos y mantenerlo en el tiempo. 

Son muchas las barreras que encuentras, una de las más difíciles fue el amhárico, lengua oficial de Etiopía, mi herramienta era el inglés y solo un enfermero lo hablaba, podrán imaginar lo complejo que fue aprenderlo, pero a la vez gratificante como cada día descubría un poquito de ellos, disfrutando de sus costumbres, tradiciones y medicina natural (guardo una y mil historias, fue increíble).

Los etíopes, son personas muy cálidas, sencillos, alegres y acogedoras, trabajar con ellos realmente fue un regalo, así como también con las hermanas salesianas, quienes trabajan arduamente por la gente. Muchas veces tuve diferencias de opinión y es normal, pero para muchos trae conflictos, e intento decir que debes aprender a adaptarte y bajar el ego.

Muy importante fue darme cuenta es que debes aprender a buscar tu trabajo, tu propio sitio y diagnosticar o detectar las necesidades y proponer soluciones o nuevos caminos haciendo parte la cultura de ellos en todo momento. En este aspecto la fundación África Dream en todo momento nos escuchó y brindó la ayuda, pero eres tú el que debe pesquisar, porque tú estas viviendo en esa cultura. 

He llegado hace poco tiempo a Chile, tras estar 8 meses viviendo en Etiopía y 2 meses recorriendo por algunos países de África, mi experiencia me ha demostrado que más que enseñar al resto, terminas por aprender más tu de la vida, la gente te enseña mucho, te vuelve a mostrar lo simple de la vida y lo ciegos y egoístas que somos. Aprendes a disfrutar el día a día, a detenerte en el tiempo, valorar quién eres y lo que tienes. 

Si quieres ser parte de esta experiencia, deja todo atrás, y conéctate con África, con su gente y contigo.

ANDREA SANZANA

Voluntaria Africa Dream

Resignificando Marzo en Africa Dream

En nuestra cultura, Marzo es un mes que nos activa el cerebro, luego de que la mayoría ha hecho una pausa de desconexión y descanso, tomo Vacaciones. De manera especial este año luego de muchos meses de encierro forzado por las condiciones de la pandemia. Marzo nos trae al Aquí y el Ahora, nos invita a revisar las agendas, los compromisos que ya tenemos o las posibilidades de asumir nuevas tareas o compromisos.  

En Africa Dream nos encanta pensar que Marzo es el umbral a nuevos socios a nuevos voluntarios y por tanto a renovadas energías para darle alas a los proyectos. Somos unos convencidos que todos somos protagonistas y creadores de nuestras vidas y que cuando llega Marzo podemos poner a la agenda las acciones trascendentes, priorizar lo que es significativo con acciones concretas. Materializar el sueño de un mundo mejor, más en este marzo que el contexto global nos golpea a diario con las noticias de una Guerra difícil de digerir. Tenemos la opción de convertir Marzo en una decisión de ayudar, sumar socios, o contactar a nuevos voluntarios para transformar la vida en el continente Africano, ávido de progresar y aprender. Es la posibilidad concreta de ayudar.

¿Qué Marzo creaste?

 

¿Por qué África es África?

Ha pasado un mes desde que Andrea y yo hemos regresado de África, una experiencia de vida única, intensa, enriquecedora y llena de aventuras, contratiempos, contrastes y sorpresas. Después de haber vivido en Etiopía 8 meses y haber recorrido Kenia, Tanzania y alrededores por un par de meses, me surge la pregunta: ¿Por qué África es África? ¿por qué no se ha desarrollado al mismo ritmo que el resto del mundo?

Durante muchos años, en prácticamente todos los países en vías de desarrollo de África hay cientos de asociaciones, organizaciones sin ánimo de lucro, voluntarios y misioneros invirtiendo esfuerzo, tiempo, dedicación y grandes cantidades de dinero para tratar de mejorar las precarias condiciones de vida en zonas remotas y rurales donde pareciera que el tiempo se ha estancado y viven como hace 2.000 años. Se pueden exceptuar la presencia de tecnologías modernas como vehículos, electricidad y la presencia del hombre blanco que siempre es visto por los habitantes locales como un “salvador” que trae riqueza y desarrollo al poblado.

El problema de África es que se aferra a sus culturas ancestrales por encima de las religiones actuales, costumbres, modos de vida modernos y es fiel a sus tradiciones. Tuve la oportunidad de conocer y compartir con los Misioneros de Yarumal, a quienes estaré siempre agradecido de su hospitalidad y acogida, la región semidesértica de Samburu en Kenia, habitada por las tribus seminómadas del mismo nombre. Es impactante ver como los Samburu siguen viviendo en comunidades poligámicas, con un varón líder de la familia casado con varias mujeres a las que se le practica la ablación antes de casarse a los 13 o 14 años. Las mujeres son las responsables de criar a los hijos, construir las manyatas (pequeñas chozas de adobe y ramas), pastorear el ganado, preparar la comida, mientras el hombre comercia con el ganado y toma algunas decisiones relativas a la convivencia y bienestar de la tribu con el resto de hombres del clan. 

¿Cómo pueden los misioneros o voluntarios ayudar a estas comunidades profundas de África que tienen unos principios éticos tan distintos a los de occidente? Esta es la dificultad de África, su cultura ancestral, sus costumbres, sus gentes ajenas al desarrollo y al tiempo que ha vivido y vivirá por muchos años de una forma no muy distinta a lo que tuve la oportunidad de presenciar.

África seguirá siendo África y éste es el principal reto que tienen las organizaciones y su titánica labor de ayudar a mejorar su calidad de vida, con proyectos tangibles de educación, sanidad, potabilización de agua, etc.

 Gracias Africa Dream por materializar el sueño de África con esta experiencia de vida.

Javier Fresnillo – Ingeniero Civil en Minas

Ex voluntario en Etiopía

 

Donar ahora

Escríbenos
info@africadream.cl

Ubicación
Santiago, Chile
Privacy Settings
We use cookies to enhance your experience while using our website. If you are using our Services via a browser you can restrict, block or remove cookies through your web browser settings. We also use content and scripts from third parties that may use tracking technologies. You can selectively provide your consent below to allow such third party embeds. For complete information about the cookies we use, data we collect and how we process them, please check our Privacy Policy
Youtube
Consent to display content from Youtube
Vimeo
Consent to display content from Vimeo
Google Maps
Consent to display content from Google