Mariluna Guzmán

Voluntaria Africa Dream

Durante tres semanas consecutivas recibimos en la granja ubicada a 20 km al sur oeste de Nairobi a los grupos de Lodungokwe, Barsaloi y Tuum localidades del norte de Kenia ubicadas en el semidesierto  en el condado Samburu.

Pertenecientes a la tribu Samburu , prima hermana de los mundialmente conocidos Masai, pero que ha tenido menos contacto con los turistas, por lo que mantienen sus costumbres mucho más arraigadas, se caracterizan por ser pastoralistas, criando cabras, vacas y camellos principalmente. Por consiguiente poseen una dieta pobre y deficiente en vitaminas y minerales  basada prácticamente en leche , carne y sangre.

Desde hace muchos años que los misioneros de Yarumal nuestro partner local en Kenia tenían el sueño de enseñarles agricultura a este pueblo como una forma de ayudarlos a mejorar su dieta y salud y hoy después muchas batallas hemos comenzado, gracias al aporte de diferentes organizaciones  de distintos países.

Debido a que los Samburu viven en el semidesierto el recurso hídrico es la principal limitante ya que toda el agua que usan la deben comprar en bidones y caminar en algunos casos largas distancias con ellos sobre sus cabezas. Es por esto que la misión ha trabajado para poder tener un pozo  con el cual podrán instalar sistemas de riego para abastecer de agua la huerta comunitaria que estará en terreno de la misión, la tan anhelada Chamba como se le denomina en el idioma local.

Los grupos corresponden en un 86% a mujeres, con edades entre los 20 a 67 años, el mayor porcentaje tiene entre 22 a 31 años, mujeres muy trabajadoras con una media de 4,6 hijos por mujer. En su cultura las mujeres y niñas son las que realizan las tareas domésticas, como ir a buscar leña, agua, ordeñar el ganado, pastorearlo y hasta construir sus casas o manyattas.Es por eso que el programa se centra en ellas pero también está abierto a recibir hombres interesados en trabajar la tierra.

En total cada grupo vendrá  5 veces a la granja, durante un año y medio, con hospedaje y comidas incluidas por 5 días cada vez, durante esa semana se realizan los entrenamientos con clases teóricas, prácticas y actividades lúdicas.

En esta primera semana de entrenamiento el desafío era grande, debíamos ser lo más lúdicos posibles para enseñar a mujeres y hombres donde el 39% nunca fue a la escuela y solo el 48% entiende ingles, por lo que siempre usamos un traductor Ingles- Kisamburu.

El primer tema abordado fue sobre la agricultura orgánica y la biodiversidad ya que queremos enseñarles a ser sustentables y respetuosos con el medio ambiente, hicimos también una actividad sensorial en donde les dimos a probar diferentes tipos de vegetales y frutas como por ejemplo la betarraga que nunca antes habían probado y obtuvo mucha aceptación, a todos les gusto y empezaron a comerla en los almuerzos y cenas lo cual fue un hito muy importante ya que las ensaladas o vegetales crudos es algo muy extraño para ellos solo el 19% los come.

En esta semana también aprendieron el concepto de rotación de cultivos y sobre las relaciones favorables que puede haber entre ellos para evitar algunos tipos de plagas y hasta para entregarles nutrientes, trabajamos también sobre las técnicas orgánicas para prevenir las infestaciones por plagas elaborando sus propios biorrepelentes   con materiales locales y a bajo costo.

En una siguiente jornada aprendieron a elaborar a partir del estiércol de los animales que ellos mismos poseen un fertilizante líquido, rico en nutrientes, especialmente nitrógeno. Muy fácil de preparar y aplicar ya que el suelo de las tres localidades es  muy pobre.

Otra técnica también relacionada con  aumento de la fertilidad en el suelo es el compost el cual también tuvieron la oportunidad de preparar.

Durante la semana también aprendieron sobre técnicas de preparación del suelo y siembra con las cuales se intenta disminuir la evaporación del agua, realizando una cama hundida o “Sunken Bed” disminuyendo así la superficie de exposición al sol y superficie en contacto con el viento.

Estas fueron algunas de las técnicas vistas durante la semana. Y como no todo podía ser estudio y trabajo en la tierra, también hicimos actividades lúdicas con los grupos, con las cuales quisimos que pudieran  trabajar ciertas capacidades pero de forma entretenida. La primera actividad estuvo relacionada con los cultivos enseñados y se trato del clásico Memorice, el que todos alguna vez jugamos cuando niños pero que obviamente ellos no conocían. Fue un momento muy divertido donde todos se rieron mucho y disfrutaron.

La siguiente tarde hicimos una actividad para que desarrollaran la creatividad, jugando con acuarelas, la idea era que descubrieran colores nuevos a partir del rojo, azul y amarillo  lo cual se logro con bastante éxito, cada uno creo entre 3 o 4 hermosas obras que luego pusimos en exhibición en la pared del comedor de la granja, además aprovechamos esas obras para hacer sobres en donde se llevaron semillas colectadas por ellos mismos.

Tambien hicimos un bingo, el cual les sirvio para trabajar la capacidad de concentracion y practicar los numeros. La ultima noche quisimos compartir con ellos en una fogata, donde cantamos, bailamos y sirvio como una instancia en donde ellos agradecieron por todo lo enseñado, fue una hermosa instancia y como regalo de termino de la primera semana todos se llevaron un arbolito de limón.

Y asi terminaron las primeras y tan esperadas tres semanas de entrenamiento, estamos con el corazón llenito ya que hemos escuchado lo agradecidos que están todos por estos nuevos conocimientos que les hemos entregado, porque saben que son las herramientas que les ayudarán a producir sus propios alimentos a los cuales hoy no tienen acceso, tanto porque a ciertas localidades no llegan vegetales o porque si llegan son muy caros y ademas en muy malas condiciones.

Todavía quedan 4 semanas más de entrenamiento para cada localidad y esperamos poder tener más voluntarios Chilenos que vengan a entregar un poco de su tiempo para ayudar a completar el ciclo de entrenamientos, la experiencia conociendo la cultura Samburu es impagable y serán recibidos con los brazos abiertos por los misioneros de Yarumal.