Tras 12 años en Chile llenos de experiencias culturales y laborales, es el momento de dar un paso más allá en el camino de la vida y adentrarse en la aventura de África. Llegué a trabajar a Chile en 2008 a través de una empresa española de suministros para la minería y tras un largo camino recorrido por varias empresas en los distintos procesos mineros en la mayoría de las minas del norte de Chile, llegó el momento de tomar otro rumbo hacia nuevos desafíos y experiencias enriquecedoras.

África siempre me ha llamado la atención por sus ancestrales culturas y rituales que mantienen todavía en el siglo XXI ajenos a la vorágine de la globalización y por la gran necesidad de recursos tan básicos que tienen las zonas rurales como alimentación o agua potable. El impulso definitivo para tomar la decisión de pasar un periodo de mi vida en África se lo debo a Andrea, enfermera de profesión y mi polola, cuya incansable vocación por ayudar al prójimo nos conlleva a tomar la decisión de cruzar el atlántico en ayuda de los que más lo necesitan.

Esperamos poder embarcarnos en el sueño de África próximamente cuando la situación global de salud lo permita de forma segura y cumplir así uno de los sueños y experiencias inolvidables de la vida.

 

Javier Fresnillo