Mi nombre es Diego Rivera, tengo 23 años, soy Ingeniero Comercial y soy voluntario de Africa Dream desde Abril.
Entré a Africa Dream como practicante por la universidad y en un principio no tenía en mente el concepto de Fundación dado que ni en el colegio ni en la universidad dan el énfasis sobre la importancia de las fundaciones en la sociedad.
Sin embargo, estas organizaciones tienen la capacidad de reconocer y solucionar, en alguna medida, problemas sociales que muchas veces las instituciones no logran observar, como también formar grupos multidisciplinares que aportan a una comunidad con mano de obra y conocimiento técnico.
A nivel personal, y sobretodo en Africa Dream, pertenecer a un voluntariado te permite conocer gente de diversas áreas, orígenes, creencias y experiencias. Esto es fundamental ya que hay variables relevantes que uno no reconocería si nunca se ha participado en estas actividades.
Además, permite aportar con un grano de arena,  mejorar la calidad de vida de las personas. Aunque se piense que el aporte que uno hace  es mínimo, las personas que reciben la ayuda te lo agradecen profundamente.
Por otro lado, África siempre ha sido, a lo largo su historia, el continente más desprovisto y necesitado de ayuda económica, política, social y ambiental. Es por esto que la ayuda humanitaria y profesional que se puede entregar en África puede causar un impacto potente en la vida de las personas.
A todos, los invito a ser parte de nuestros proyectos, y ser socio de nuestra fundación. Siendo socio, aportando mensualmente, sabemos que ese dinero se utiliza con fines humanitarios y mejorar la calidad de vida de una persona con cosas tan concretas como vacunas, comida, implementos o ayuda profesional.