“DAR”

Ignacio Vilches, Director Africa Dream

Ser voluntario es recordar que no estamos solos como individuos aislados en el mundo, sino que estamos insertos en un entorno, en un contexto, en donde uno puede dar sus conocimientos y experiencias a otros, pero más aún, es la entrega desinteresada de tu tiempo para el beneficio de otros.

El dar significa entregar, sin esperar algo a cambio como retribución, sino por el sólo hecho de la satisfacción personal de contribuir a construir un mundo mejor.

El nacimiento del voluntariado es una respuesta, que puede ser espontánea o no, con el fin de buscar una solución a un problema o necesidad que afecta otros en nuestra comunidad. Hay muchos ejemplos en la sociedad hoy, de gente que da parte de sí por otros, algunos tan emblemáticos como bomberos, con un voluntariado ya institucionalizado por más de 150 años en la historia de Chile, como otros más contemporáneos como el Hogar de Cristo, Coaniquem, Teletón, entre otros grandes ejemplos que han aportado en la formación de nuestra sociedad.

Para las personas que dedican parte de su tiempo y esfuerzo para trabajar por otros, este tipo de experiencias las enriquece en todo sentido. El ser voluntario tiene diversos aspectos positivos, tales como, desarrollar una mayor sensibilidad social, empatizar con realidades distintas a la propia, aprendiendo a valorar de mejor forma lo que se tiene, y generando fuerte lazos entre las personas; o sea, da sentido real el ser parte de una comunidad.

Hoy con la coyuntura actual que vivimos como país, más que nunca tenemos como sociedad que potenciar y desarrollar dicho valor de dar, a través del voluntariado. Todos, sin exclusión podemos colaborar con tiempo y conocimientos, comprometiéndonos a trabajar juntos por una sociedad mejor.