Generalmente cuando somos pequeños, pensamos en un mundo ideal, en nuestra
adolescencia deseamos cambiar el mundo y llegamos a la adultez y por uno u otro motivo
toda esta energía transformadora en la gran mayoría queda en el olvido.
Me atrevo a compartir algunas ideas que nos pueden ayudar a crear un mundo mejor:
Intenta focalizarte en las cosas buenas, no en las malas, Si cada uno de nosotros/as se
focalizara en las cosas buenas en vez de en las malas, el mundo, tu entorno sería un lugar
mucho más positivo y agradable.
Cuidémonos y cuidemos a la gente de nuestro alrededor, Es fundamental, cuidarse para
poder cuidar al resto. Cuida tu cuerpo y tu mente, para sentirte plena/o y así
desprenderás todo lo que tienes dentro para focalizarlo en los demás.
Usa tu sentido de la empatía, es importante que siempre intentemos ponernos en el lugar
de la persona que tenemos delante, porque todo el mundo tiene sus razones para hacer
las cosas y su manera de pensar que le lleva a hacer las cosas de una manera concreta.
Gandi ya lo dijo: “sé el cambio que quieras ver en el mundo” y en ese sentido Africa Dream
a través de su voluntariado ayuda a reconectarte justamente con el sueño de cambiar el
mundo.

Rodrigo Mercado C
Director Ejecutivo