Monthly Archives: Julio 2022

Radio Bío Bío – Chileno diseña cultivos agroecológicos que benefician a más de 30 familias en Kenia

David Rodríguez es un agrónomo de 40 años especializado en prácticas ecológicas, oriundo de San Pedro de La Paz -región del Bío Bío- y que emprendió un viaje como voluntario a Kenia, en África, lugar donde ha desarrollado diferentes proyectos alimentarios y energéticos para la comunidad.

Dicha travesía pudo concretarla bajo la dirección de la fundación África Dream, organismo dedicado a generar soluciones sustentables en África subsahariana con proyectos de voluntariado en educación, salud, agronomía y más.

Dentro de las iniciativas de innovación y ecotecnologías sostenibles que el misionero chileno ha gestado en la comunidad keniana, destacan por ejemplo, una planta de biogás a base de estiércol caprino. También el cultivo de alimentos dentro de poolgardens o “piscinas de cultivo vegetal”.

Chileno voluntario en África Dream en África

¿Cómo comenzó todo?

En conversación con BioBioChile, el voluntario, hijo de padres educadores, manifestó que creció viendo documentales sobre África, práctica inculcada desde temprana edad por su familia. Luego, vino el gusto “por la tierra”, dijo. “Sus frutos y la forma de vida que se da al estar en conexión con el ambiente rural, la pureza y sencillez de su gente”.

Graduado en la Universidad de Concepción, David quiso desprenderse de la manera tradicional de ejercer la agronomía, e incursionó en las prácticas ligadas a la sostenibilidad y ecología para llevar su profesión a cabo.

“Llegué por fortuna a conocer la disciplina científica llamada “Agroecología” y sus múltiples beneficios sociales, económicos y ambientales al reconectar al humano con la naturaleza en forma sinérgica. Se convirtió en mi motor para seguir especializándome y aprendiendo, de hecho a penas se presentó la oportunidad tomé una diplomatura en Agricultura Orgánica, con Jairo Restrepo (Colombia); Ganadería Regenerativa, con Juan Dutra (Uruguay) y Apicultura Natural, con Emanuel Canales (Chile)”, sostuvo.

Luego, en 2021, “realicé un diplomado en Agroecología en CET Bío Bío, dependiente de la Sociedad Científica Latinoamericana de Agroecología (SOCLA).

Como profesional, David se ha dedicado durante aproximadamente 9 años a la práctica y enseñanza de la agricultura ecológica o agroecología, ya sea como facilitador y/o consultor a través del diseño de eco-granjas y eco-huertas, su especialidad, según sus palabras.

“Son mi pasión ya que el enfoque es hacia la sostenibilidad práctica”, indicó.

“Me llamaron por teléfono, fue emocionante”

Motivado por la idea de aportar con su conocimiento profesional, David dio con la fundación África Dream el 2018. Momento en que decidió contactar vía correo electrónico al directorio. Tras lo anterior, se llevó la sorpresa de una respuesta casi inmediata.

“Yo mandé un correo en la mañana y el director me contestó en la tarde. Y seguido que me contestó me llamó por teléfono entonces fue emocionante que fuera tan rápido (…)Que exista la posibilidad de ayudar y aportar”, aseguró.

Según lo conversado con el agrónomo, algunos de los requisitos para poder viajar a las misiones africanas son, tener la documentación al día, contar con un título profesional, dominar el inglés a nivel medio, y realizar “prácticas” de proyectos para aplicarlos primero en Chile”.

“Son ´voluntariados espejo´ como se les dice. Primero hay que empezar por Chile y a eso me dediqué por tres años. pero siempre empezando por Chile, ese fue el compromiso, antes de venir a África había que desarrollar proyectos en Chile”.

Una de las iniciativas que llevó a cabo Rodríguez en ese transcurso fue, siempre integrando numerosos equipos de trabajo, el diseño del proyecto para el aprovechamiento los desechos orgánicos de una plaza pública para convertirlos en compost, o abono natural.

Adaptación y primeros meses

Cumplida la primera etapa, en octubre del 2021 David Rodríguez emprendió un viaje que duraría 27 horas -con escalas en Brasil y Etiopía- hacia África. “Cuando llegué, lo único que quería era conocer al partner local, que es la persona con quien me iba a quedar durante los primeros 3 o 4 meses”, declaró.

Agregó que, “y lo segundo que deseaba mucho era poder conseguir una buena cama para descansar y dormir cuanto fuera necesario para recuperarme, lo cual me llevó en la realidad 2 semanas en total hasta adaptarme al nuevo horario (7 horas de diferencia)”.

Ya en Nairobi, capital de Kenia, “lo primero fue observar, adaptarme, escuchar lo que necesitaban y luego elaborar proyectos y un plan de trabajo, que es a lo que me dedico yo; proyectos de sostenibilidad.

En esa línea, mientras transcurría el proceso de adaptación tras su llegada, Rodríguez comentó a BBCL que, “hice un proyecto, una granja orgánica, se trata de comprar menos alimentos para animales y hacerlos en la misma granja, producir en la eco granja y no tener la necesidad de comprar insumos en el mercado, generar independencia y ser más sostenible”.

Proyectos que benefician a más de 30 familias africanas

Ya fuera de la capital, su próxima misión fue a 400 kilómetros alejado de Nairobi, donde la comunidad local intentaba sin éxito cultivar alimentos, debido a la calidad del suelo y a la escasez de agua. “Me encontré con que estaban tratando de cultivar alimentos, imagínate en un en un área de predesierto”, dijo.

“Así que implementamos un proyecto piloto, el primero en Kenia, que es una piscina, una excavación de una zanja en la tierra, como un rectángulo, con unos 50 centímetros de profundidad. Cubres el suelo para retener agua y así las plantas que crecen ahí la pueden ocupar mejor”, explicó.

“Con esto están cosechando hace rato hortalizas como kale, zapallo, sandía en las tres misiones. cultivan maíz, porotos y zapallos al mismo tiempo porque están cultivando otro tipo de alimentos y aporta a la diversidad alimentaria, en lugares que era impensado tener ese tipo de cultivo, por la escasez de agua y la sequía”, puntualizó.

ecto pionero para la comunidad, lo que fue implementado tras mejorar el sistema que los habitantes ya tenían. “Mejoramos el sistema con compost, mejoramos los sustratos, también hice capacitaciones”, expresó Rodríguez.

Sobre poder enseñar los nuevos métodos de cultivo a la comunidad, el misionero comentó que “es un desafío porque un 10% de la gente habla inglés, el resto el idioma natal. Además, la mayoría nunca ha asistido a un salón de clases”.

“De a poco ha mejorado, la gente se acerca sola porque ve los resultados y lo quieren implementar en sus casas”, agregó. En este proyecto participan 28 mujeres nativas dueñas de casa, que se benefician de lo cultivado e intentan implementarlo en sus hogares, donde moran 6 a 7 niños, en promedio.

Eco cultivos en África

Biocombustible a base de estiércol de cabra

Respecto del proyecto energético, el voluntario chileno en África notó la abundancia de estiércol caprino en la zona, el que no era utilizado de ninguna manera por la comunidad, y naturalmente era considerado como un desecho.

Lo anterior cambió tras el diseño de una planta de Biogás, a base del mismo estiércol de cabra. “Uno puede poner un biodigestor hecho con tambores de plástico, uno los puede comprar o pueden ser reciclados, y puede producir entre 45 a 60 kilos de biogás por mes, lo que es muy bueno para las familias”, dijo.

Lo anterior tiene como beneficio, además del abastecimiento, el cese de la deforestación, que se produce por el uso de la leña y de carbón como método de combustión.

“Estamos recién en marcha con esta planta piloto, una vez que esté listo se va a mostrar a la comunidad cuando pase los controles de seguridad. Primero se inicia en los terrenos de las parroquias, se hacen capacitaciones y luego se implementan en las casas”, comentó sobre la innovadora iniciativa de biocombustible.

Cabe mencionar que los planes descritos son implementados en conjunto con otros organismos. En palabras de Rodríguez, su labor es estar en terreno y hacerse cargo del diseño, luego, las iniciativas son financiadas por organizaciones europeas.

Cambiar el mundo

Generalmente cuando somos pequeños, pensamos en un mundo ideal, en nuestra
adolescencia deseamos cambiar el mundo y llegamos a la adultez y por uno u otro motivo
toda esta energía transformadora en la gran mayoría queda en el olvido.
Me atrevo a compartir algunas ideas que nos pueden ayudar a crear un mundo mejor:
Intenta focalizarte en las cosas buenas, no en las malas, Si cada uno de nosotros/as se
focalizara en las cosas buenas en vez de en las malas, el mundo, tu entorno sería un lugar
mucho más positivo y agradable.
Cuidémonos y cuidemos a la gente de nuestro alrededor, Es fundamental, cuidarse para
poder cuidar al resto. Cuida tu cuerpo y tu mente, para sentirte plena/o y así
desprenderás todo lo que tienes dentro para focalizarlo en los demás.
Usa tu sentido de la empatía, es importante que siempre intentemos ponernos en el lugar
de la persona que tenemos delante, porque todo el mundo tiene sus razones para hacer
las cosas y su manera de pensar que le lleva a hacer las cosas de una manera concreta.
Gandi ya lo dijo: “sé el cambio que quieras ver en el mundo” y en ese sentido Africa Dream
a través de su voluntariado ayuda a reconectarte justamente con el sueño de cambiar el
mundo.

Rodrigo Mercado C
Director Ejecutivo

Donar ahora

Escríbenos
info@africadream.cl

Ubicación
Santiago, Chile
Privacy Settings
We use cookies to enhance your experience while using our website. If you are using our Services via a browser you can restrict, block or remove cookies through your web browser settings. We also use content and scripts from third parties that may use tracking technologies. You can selectively provide your consent below to allow such third party embeds. For complete information about the cookies we use, data we collect and how we process them, please check our Privacy Policy
Youtube
Consent to display content from Youtube
Vimeo
Consent to display content from Vimeo
Google Maps
Consent to display content from Google