Monthly Archives: Febrero 2022

¿Por qué África es África?

Ha pasado un mes desde que Andrea y yo hemos regresado de África, una experiencia de vida única, intensa, enriquecedora y llena de aventuras, contratiempos, contrastes y sorpresas. Después de haber vivido en Etiopía 8 meses y haber recorrido Kenia, Tanzania y alrededores por un par de meses, me surge la pregunta: ¿Por qué África es África? ¿por qué no se ha desarrollado al mismo ritmo que el resto del mundo?

Durante muchos años, en prácticamente todos los países en vías de desarrollo de África hay cientos de asociaciones, organizaciones sin ánimo de lucro, voluntarios y misioneros invirtiendo esfuerzo, tiempo, dedicación y grandes cantidades de dinero para tratar de mejorar las precarias condiciones de vida en zonas remotas y rurales donde pareciera que el tiempo se ha estancado y viven como hace 2.000 años. Se pueden exceptuar la presencia de tecnologías modernas como vehículos, electricidad y la presencia del hombre blanco que siempre es visto por los habitantes locales como un “salvador” que trae riqueza y desarrollo al poblado.

El problema de África es que se aferra a sus culturas ancestrales por encima de las religiones actuales, costumbres, modos de vida modernos y es fiel a sus tradiciones. Tuve la oportunidad de conocer y compartir con los Misioneros de Yarumal, a quienes estaré siempre agradecido de su hospitalidad y acogida, la región semidesértica de Samburu en Kenia, habitada por las tribus seminómadas del mismo nombre. Es impactante ver como los Samburu siguen viviendo en comunidades poligámicas, con un varón líder de la familia casado con varias mujeres a las que se le practica la ablación antes de casarse a los 13 o 14 años. Las mujeres son las responsables de criar a los hijos, construir las manyatas (pequeñas chozas de adobe y ramas), pastorear el ganado, preparar la comida, mientras el hombre comercia con el ganado y toma algunas decisiones relativas a la convivencia y bienestar de la tribu con el resto de hombres del clan. 

¿Cómo pueden los misioneros o voluntarios ayudar a estas comunidades profundas de África que tienen unos principios éticos tan distintos a los de occidente? Esta es la dificultad de África, su cultura ancestral, sus costumbres, sus gentes ajenas al desarrollo y al tiempo que ha vivido y vivirá por muchos años de una forma no muy distinta a lo que tuve la oportunidad de presenciar.

África seguirá siendo África y éste es el principal reto que tienen las organizaciones y su titánica labor de ayudar a mejorar su calidad de vida, con proyectos tangibles de educación, sanidad, potabilización de agua, etc.

 Gracias Africa Dream por materializar el sueño de África con esta experiencia de vida.

Javier Fresnillo – Ingeniero Civil en Minas

Ex voluntario en Etiopía

 

La tolerancia y el desafío de ser extranjero

Son 10 años de mi regreso a Chile, luego de casi 1 año en tierras africanas, y creo que es imposible no recordar el momento en que tomé la decisión de partir a este proyecto en el colegio Holy Rosary School en Xitlhelani. Con la incertidumbre de si contaría con las capacidades para estar tanto tiempo viviendo en un lugar nuevo, y muy diferente a lo que conocía hasta entonces.

Una vez que llegué, recuerdo haber visto muchos voluntarios de diferentes países, donde nos unen las ganas de dar su tiempo (principal activo) y conocimiento, a la comunidad que te acoge.

Es un gran desafío el día a día, en donde el primer paso es encajar en la comunidad a la que uno llega. A medida que uno se va conociendo, uno empieza a notar lo diversa que es este grupo humano, algunas nacionalidades en el colegio eran de Ghana, Zambia, Zimbabwe, Mozambique, y por supuesto, del país que me recibe, Sudáfrica. Después uno nota que en realidad uno puede hilar más fino, y se puede notar que las diferencias parten desde las tribus a las que pertenecen las personas. 

Para esto es importante participar activamente en cada actividad que se presente, y que permita ir generando lazos. Por suerte para nosotros, culturalmente la gente en la aldea es muy acogedora, y entrega mucho más de lo que espera. Quizás la historia que marca a estos pueblos, los ha hecho consciente de lo importante que es formar parte de una comunidad.

Cada evento en la vida de alguien, merece ser celebrado con la familia, amigos y vecinos, nadie es excluido, y si hay que cantar se canta, y si hay que bailar se baila.

El tiempo pasa rápido, obviamente cada cosa es novedad, pero la novedad para uno no se puede compartir. Hoy la tecnología ha avanzado tanto que nos ha acercado, pero el 2011 recién se estaban masificando los teléfonos inteligentes junto a los mensajes de chat, todo estaba en pañales.

A pesar de que uno es bien acogido, uno enfrenta situaciones que uno no aceptaría, pero que son normales para la gente de la aldea, y por consiguiente, uno no puede cuestionar de manera fácil sin pasar a llevar a alguien, y esto genera obviamente frustración. Enfrentarse a estas frustraciones te exige bastante, y quizás estas frustraciones son las que más te hacen crecer. Es clave el respeto al otro, y por esto uno debe ser extremadamente prudente.

Recuerdo una anécdota en especial, en una familia muy humilde de la aldea de Xitlhelani, que me acompañó muy de cerca durante toda mi estadía. Los conocí realmente, y generamos una amistad muy potente entre nosotros. 

La hija mayor de este matrimonio, Nkateko, que significa bendecida (esto lo digo porque hay un tema entre el nombre y el significado de estos), era un niña de alrededor de 14 años llena de sueños y con ganas de poder ayudar a su gente, de hecho su objetivo era estudiar medicina. Excelente alumna, muy buena hija. Cada cierto tiempo conversábamos de sus sueños e inquietudes, y siempre conversábamos lo importante de perseverar para lograr los objetivos. De verdad todo indicaba que estos se cumplirían, y lograría torcer la mano al destino de la mayoría de los jóvenes de zonas rurales de Sudáfrica.  Tiempo después, Nkateko quedó embarazada, y con esto todos sus sueños se vieron de alguna forma se vieron truncados.

La tradición indica que Nkateko debe casarse con el padre de su hija, y pasa a formar parte de la familia de su nuevo marido. Con esto toda posibilidad de surgir para lograr sus objetivos desaparece.

 Esta noticia, de alguna forma frustra porque uno como voluntario y amigo, trata de mostrar opciones que empujaran a Nkateko a cumplir sus sueños. Pero la adversidad en el ambiente juega muchas veces una mala pasada.

Finalmente, la felicité por la noticia, y le dije que quizás la vida te va llevando por diferentes caminos, pero que si uno persiste en el sueño que tiene, puede que se logre llegar a este.

Como dije son 10 años.

De vez en cuando, hago la reflexión de si hubo algo que se podría haber hecho diferente…pero la vida es simplemente así.

El ser voluntario te exige total tolerancia a la frustración, eso es lo más cierto, y por eso hay que tener la capacidad de adaptarse y avanzar.

Para terminar, quiero reflexionar un poco lo que hoy pasa en Chile, muy parecida a la realidad que ví yo en Sudáfrica hace 10 años. Casi el 10% de la población es inmigrante, que es una cifra brutal, la más alta en nuestra historia republicana. Como sociedad (o GRAN comunidad), hay que romper los prejuicios y estereotipos, y terminar con las desconfianzas para adaptarnos juntos a esta nueva realidad de país, y sacar provecho de esta, para construir una sociedad más justa y tolerante para nuestros hijos, con el fin que ellos tengan la posibilidad de desarrollarse en su plenitud.

Ignacio Vilches

Director Africa Dream

Donar ahora

Escríbenos
info@africadream.cl

Ubicación
Santiago, Chile
Privacy Settings
We use cookies to enhance your experience while using our website. If you are using our Services via a browser you can restrict, block or remove cookies through your web browser settings. We also use content and scripts from third parties that may use tracking technologies. You can selectively provide your consent below to allow such third party embeds. For complete information about the cookies we use, data we collect and how we process them, please check our Privacy Policy
Youtube
Consent to display content from Youtube
Vimeo
Consent to display content from Vimeo
Google Maps
Consent to display content from Google