Monthly Archives: Junio 2020

Hambre, malaria y sida, los enemigos de siempre.

Deutsche Welle

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), más de 100.000 personas en África se han contagiado con el nuevo coronavirus. Aunque es probable que el número de casos no detectados sea mayor debido a la falta de pruebas, ya está claro que esta pandemia ha sido menos letal en África que en Europa, por ejemplo.

Hasta este 27 de mayo, en África se han registrado 3100 muertes asociadas a COVID-19. Según los primeros análisis, la tasa de mortalidad relativamente baja puede tener que ver con la estructura demográfica del continente, ya que más del 60% de los africanos son menores de 25 años.

El hambre, el enemigo de siempre

Sin embargo, Reimund Reubelt subraya que entre los daños colaterales del coronavirus no sólo deben incluir las consecuencias de otras enfermedades: “El coronavirus también puede matar por el hambre”, alerta. El presidente de la organización humanitaria “Hoffnungszeichen” advierte en DW: “Vastas regiones de África han estado plagadas de hambre durante décadas. Actualmente, hasta 250 millones de personas están afectadas. Y ahora, un virus se ha añadido al problema, exacerbando la mala situación nutricional”.

Thomas Beckmann, de Diakonie Katastrophenhilfe, una ONG alemana de carácter confesional, tiene un punto de vista similar: “Las medidas contra el coronavirus que han adoptado muchos países han aumentado considerablemente el hambre. Los campos ya no pueden cultivarse debido a las restricciones de la producción”. La situación es particularmente dramática en África Oriental, donde actualmente hay descomunales enjambres de langostas: “La situación alimentaria ya estaba en peligro por esta plaga, y ahora estamos añadiendo la plaga del coronavirus, en otras palabras, una crisis más”, dice el portavoz de Diakonie Katastrophenhilfe, resumiendo la situación.

¿Se duplicará el número de casos de malaria?

“Con o sin el coronavirus, la malaria sigue siendo la mayor causa de muerte en África; especialmente los niños son los más afectados”, dice Javier Macías, un galeno español que ha trabajado como consultor médico en varios países africanos durante más de 30 años, actualmente en Angola. En entrevista con DW, Macías advierte que el doble de personas podría morir de malaria en África este año, si la lucha contra la enfermedad infecciosa se ve obstaculizada por la pandemia del coronavirus.

A finales de abril, la OMS también advirtió de un aumento inminente de las muertes por malaria: Según la OMS, en el peor de los casos se esperan 769.000 muertes por paludismo en el África subsahariana en 2020, el doble que en 2018. A modo de comparación: en el peor de los escenarios, la OMS espera actualmente entre 83.000 y 190.000 muertes directas por COVID-19, si no hay medidas de contención.

El coronavirus frena lucha contra SIDA y tuberculosis

Según Anne Jung, ya hay problemas en la lucha contra la tuberculosis, por ejemplo. Esta enfermedad es tan contagiosa como el coronavirus, y a menudo es mortal: “Debido a la actual pandemia, los tapabocas que son necesarios para tratar a los pacientes de tuberculosis faltan en todas partes de África”, advierte Jung.  La ONG “Stop TB Partnership” advierte que las alteraciones relacionadas con COVID-19 en la atención de la salud en el África subsahariana podrían dar lugar a 6,3 millones de casos adicionales de tuberculosis y a 1,4 millones de muertes más entre 2020 y 2025.

Además, la tuberculosis suele estar asociada al sida, en particular en África. Según la OMS y el ONUSIDA, el tratamiento de los pacientes de sida también está ahora limitado. Debido a que el suministro de medicamentos antirretrovirales ya no puede garantizarse en muchos lugares, más de 500.000 personas adicionales podrían morir este año y el próximo por enfermedades relacionadas con el sida.

 

Puedes leer la nota en: https://www.dw.com/es/hambre-tuberculosis-malaria-y-sida-daños-colaterales-del-coronavirus-en-áfrica/a-53590793

Coronavirus en África: qué hay detrás de la aparente resistencia del continente africano a la pandemia

Desde que se reportó el primer caso en África, el 14 de febrero, medios de comunicación en todo el mundo, expertos, gobiernos y hasta la Organización Mundial de la Salud (ONU) han pronosticado una “catástrofe” en el continente. Aunque expertos advierten que todavía es muy pronto para cantar victoria, el “desastre inminente” que vaticinó John Nkengasong, director de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de África, aún no ha ocurrido.

África es el segundo continente más poblado del mundo con sus 1.200 millones de habitantes.

Pero ¿qué se esconde detrás de la aparente resistencia del continente africano a la pandemia de coronavirus y por qué hay tan pocos casos reportados de covid-19?

Diversidad de enfoques

Algunos expertos argumentan que la explicación a la presunta excepción en la que se ha convertido el continente es que los deficientes sistemas de salud locales no permiten hacer suficientes pruebas y detectar más infecciones por covid-19, debido principalmente a la carencia de recursos. Pero otros aseguran que también influyen otros factores, que van desde elementos demográficos hasta la menor movilidad. Anne Soy, subeditora de BBC África, explica que en realidad en el continente hay una gran variedad de enfoques, pues estamos hablando de 53 naciones que han confirmado la presencia del virus y que han tomado distintas estrategias para hacerle frente.

1. Medidas tomadas a tiempo

Pese a unas pocas excepciones, la mayoría de los países africanos tienen en común que han tomado medidas “más rápido que el resto del mundo”, destaca Soy. “Han sido más decisivos y han tomado medidas drásticas desde muy temprano. Ruanda fue uno de los primeros en implementar un confinamiento cuando tenían menos de 20 casos confirmados. Cerraron la puerta; detuvieron los vuelos internacionales”, precisa.

2. Experiencia con epidemias

Aunque la pandemia de coronavirus es la crisis sanitaria más grave que nuestra generación ha vivido, está lejos de ser la primera. Especialmente en África, un continente que ha enfrentado fuertes epidemias de malaria, tuberculosis, cólera, VIH y ébola. Todas estas enfermedades han cobrado vidas, pero también han obligado a la comunidad científica y médica africana a innovar.La reciente epidemia de ébola que azotó África occidental con mayor intensidad entre 2014 y 2016 causó estragos en países como Guinea, Liberia y Sierra Leona y dejó más de 11.000 muertes.

3. Un continente menos globalizado

Frederique Jacquerioz, experta en salud pública africana del equipo de médicos de medicina tropical y humanitaria del Hospital Universitario de Ginebra, en Suiza, estima que otro factor que puede explicar la resistencia de África a la pandemia es la baja movilidad existente entre los países del continente y el resto del mundo. “Los primeros casos confirmados en África fueron jóvenes, africanos o europeos, que habían viajado, regresaron a África y trajeron el virus con ellos“, le dice la médico a BBC Mundo. En este mundo globalizado, este fue uno de los factores que impulsó la propagación del virus en Europa, donde grupos de jóvenes pasan fines de semana en diferentes ciudades. Quizás en África, en este sentido, haya menos movilidad entre países”

4. ¿Hay un factor demográfico?

La pirámide demográfica africana es otro elemento que puede haber ayudado a que el saldo mortal en la región no sea mayor: África es el continente con la población más joven del mundo. Blanchet apoya esta hipótesis y resalta que “la edad media en África es de 19,7 años, mientras que en Europa es de alrededor de 40 años, por ejemplo”. Si bien Anne Soy reconoce que esta podría ser uno de los factores, previene que aún no hay ningún estudio científico que respalde esta teoría. “Puede que sea una de las ventajas de África, pero al mismo tiempo también tienes una gran población de niños desnutridos, que tienen un sistema inmunológico más débil que el resto de la población, lo cual los hace más vulnerables. ¿Significa esto que tendríamos que ver más niños africanos afectados?”.

 

Puedes encontrar la nota en: https://www.bbc.com/mundo/noticias-internacional-52575102

África en tiempos de Pandemia

José Miguel Cárdenas Galli
Neurólogo Infantil

Director África Dream

Hace uno días, el Centro para el Control de Enfermedades (CDC) entregó nuevas cifras sobre COVID-19 en África. Con 88,172 casos confirmados, 33,863 personas recuperadas y 2,834 fallecidos de coronavirus en todo el continente, varios países africanos imponen una serie de medidas de prevención y contención contra la propagación de la pandemia.

Según estos datos, desde el 13 de Mayo, todo el continente registra casos confirmados, siendo el último país en hacerlo Lesotho hace apenas una semana. Sin embargo, apenas a dos meses desde que la Organización Mundial de la Salud (OMS) declarase oficialmente la pandemia, la mayoría de los países africanos no informan muchos casos y, lo que es más importante, también informan muy pocas muertes. En un continente de 1.300 millones de personas, el 17% de la población mundial, África representa apenas el 1% de la cantidad de infecciones e incluso menos del 1% de las muertes.

Entonces esto plantea la pregunta ¿Por qué? Algunos sugieren que podría estar subinformado; que las pruebas simplemente no se realizan y las personas no reconocen los síntomas. Otros plantean que la demografía ha ayudado. El 60% de las personas que viven en el continente tienen menos de 65 años y sabemos que el nuevo coronavirus afecta desproporcionadamente a los ancianos. Además, algunos países africanos, como Ruanda y Uganda, cerraron temprano y con fuerza. Eso definitivamente habría ayudado, pero muchos otros han tomado muy pocas medidas y hasta ahora han logrado escapar de cualquier aumento masivo de casos. Finalmente hay quienes consideran que la respuesta más probable es que se trate de una cuestión de tiempo. Todavía estamos en las primeras etapas de esta pandemia mundial. La mayor parte de África está menos conectada que Europa o América del Norte, pero el virus, con toda probabilidad, eventualmente se consolidará.

Eso no quiere decir que el coronavirus no esté golpeando fuertemente al continente más pobre del mundo. El Banco Mundial predice que este año se espera que África Subsahariana sufra su primera recesión en 25 años. Si esto se cumple, la pandemia podría empujar a decenas de millones más a la pobreza. La ONU estima que la crisis, que recién comienza, dejará sin acceso a métodos anticonceptivos a 47 millones de mujeres, y el número de hambrientos agudos podría duplicarse este año hasta los 265 millones de personas debido a la rotura de las cadenas de suministro alimentario y otras medidas para evitar la propagación del virus, según el Programa Mundial de Alimentos. En esta misma línea, la OMS advierte que la crisis sanitaria podría afectar la cadena de abastecimiento de vacunas y medicamentos, impactando negativamente en el control de otras enfermedades. La entidad estima que podría duplicarse la letalidad de la tuberculosis y una interrupción en el suministro de terapia antirretroviral para el tratamiento del VIH podría suponer un aumento de 500.000 muertes en la región subsahariana entre 2020 y 2021 por enfermedades vinculadas con esta enfermedad.

Como fundación seguimos de cerca lo que sucede en el continente y en particular en aquellos países donde hemos marcado presencia a lo largo de estos 13 años de historia. En Kenia, la mayoría de las localidades cuenta con una red sanitaria deficiente, no tienen sistema de alcantarillado configurado ni recogida de basuras. Mantener la distancia física está fuera de la realidad diaria. Los alimentos comienzan a escasear y ya comienzan a verse los primeros efectos colaterales de la pandemia. Es por eso que, en conjunto con nuestro partner local en ese país, realizamos una campaña para asegurar el acceso a la alimentación en tres localidades rurales que se han visto particularmente afectadas.

Donar ahora

Llámanos
+56 2 29 13 9616

Escríbenos
info@africadream.cl

Visítanos
Av. Apoquindo 3039 Piso 9 – Santiago
Privacy Settings
We use cookies to enhance your experience while using our website. If you are using our Services via a browser you can restrict, block or remove cookies through your web browser settings. We also use content and scripts from third parties that may use tracking technologies. You can selectively provide your consent below to allow such third party embeds. For complete information about the cookies we use, data we collect and how we process them, please check our Privacy Policy
Youtube
Consent to display content from Youtube
Vimeo
Consent to display content from Vimeo
Google Maps
Consent to display content from Google