Monthly Archives: Noviembre 2019

José Francisco Arrau

Me llamo Francisco Arrau, tengo 29 años, y llevo poco menos de un mes casado con la Fran. Soy ingeniero mecánico, y como tal, me gustan mucho los motores, los mecanismos, las estructuras metálicas, en general todos los fierros me llaman la atención, me interesa saber cómo funcionan las cosas. En la universidad participé por 4 años en el proyecto del auto solar, y creo que eso describe bastante bien mis intereses.

Desde hace 3 años que estoy trabajando como ingeniero de desarrollo, he estado en dos empresas distintas, inventando soluciones que de alguna forma facilitan la vida a las personas. Me mueve el poder diseñar productos que sean útiles, funcionales, y que sean duraderos en el tiempo, orientados a hacer felices a las personas y a un precio justo.

La Fran desde que la conocí, hace como 5 años, que me decía que quería ir a África, a hacer un voluntariado, que era su sueño. Y nos pusimos a pololear, y quedamos en que cuando nos casáramos nos iríamos a hacer un voluntariado, y aquí estamos! Casados y en África.

Este es un continente que aún tiene profundas necesidades, aquí hay hambre, desnutrición, la gente y los niños se mueren por falta de tratamientos básicos, problemas políticos y sociales, entre otros. Siento que tenemos la responsabilidad de hacernos cargo de estos problemas, por eso queremos aprender lo más posible, para ver cómo poder ayudar de la mejor manera. 

Aquí, junto a la comunidad que nos recibe, tendremos una labor muy concreta, con la granja y las misiones con los Samburu en el norte, y es muy rico poder llegar y trabajar continuando una labor que uno sabe que va a proseguir en el tiempo y que tiene un efecto real, pero por otro lado igual queda la sensación de que todo lo que uno hace es nada dentro del mar de necesidades que tiene este continente. Por eso, quiero aprender, para así poder aportar de la mejor manera, quizá ahora, o si no en el futuro.

A todos los socios y socias de Africa Dream, les digo que su aporte contribuye a que muchas labores muy importantes aquí en África puedan desarrollarse, y sostienen el funcionamiento de éstas. Al ver la granja, y lo que impacta y mejora la vida de los Samburu, uno se da cuenta de la importancia de la ayuda, que es vital, literalmente.

 

Francisca Ossandón

Hola, soy Francisca Ossandón, tengo 26 años, y con José nos acabamos de casar el 26 de octubre, soy Ingeniera Comercial y soy la mayor de 7 hermanos.

Antes de llegar a África trabajaba en la Fundación Banigualdad, que entrega crédito y capacitaciones a microemprendedores, dándoles la oportunidad de hacer surgir y crecer sus negocios. Desde pequeña he participado  en el movimiento de Schoenstatt, lo cual fue marcando mi vida profundamente, junto con el ejemplo de mis papás. Realmente me hace feliz participar de los trabajos voluntarios y las misiones, compartiendo con los demás ese ambiente tan especial.

El realizar un voluntariado me permitirá compartir con otras personas, y tener mi tiempo dedicado 100% a eso. En santiago, entre el trabajo, las cosas pendientes, y tantas cosas que todos tenemos, cuesta más encontrar el tiempo para dedicarlo exclusivamente a compartir con los demás.

El compartir con personas distintas, de otras realidades y culturas, los enriquece a mí y a ellos. Darme a los demás en lo que necesiten, entregar lo que pueda aportar, estar disponible es lo que el voluntariado me permite experimentar.

El escoger  África para realizar es gracias a la experiencia que escuché de una amiga que había ido a Etiopía, y cómo la había marcado la pobreza del lugar, lo necesaria que era la ayuda, y cómo a pesar de todas esas dificultades las personas eran felices.

Estoy consciente que se necesita ayuda en todas partes, en Chile también, y quiero seguir aportando en lo que pueda a la vuelta. Estando tan lejos es posible desconectarse más de todo y estar más disponible para los demás.

La Fundación Africa Dream para mí fue fundamental, especialmente por su compromiso de enviar voluntarios donde realmente se necesiten. No van a enviar a un voluntario a un lugar solo porque él se quiera ir a ayudar si saben que ya no es necesario. Se preocupan de que los voluntarios puedan ser una ayuda concreta donde van, y eso es muy destacable.

Sé que no vamos a cambiar el mundo, pero si logramos que una persona sea un poco más feliz cada dia, por compartir, por la ayuda, por una sonrisa, por lo que sea, sentiré que esto realmente valió la pena.

Finalmente, quiero decir ¡muchas gracias por apoyarnos! Queremos aprovechar al máximo la experiencia, ayudar en todo lo que podamos, y volver a entregar todo lo aprendido en Chile. Creo que toda esta experiencia, lo que entregamos y lo que recibimos, nos hacen crecer como personas, y ayuda a que entre todos vayamos construyendo un mundo mejor.

Dar

“DAR”

Ignacio Vilches, Director Africa Dream

Ser voluntario es recordar que no estamos solos como individuos aislados en el mundo, sino que estamos insertos en un entorno, en un contexto, en donde uno puede dar sus conocimientos y experiencias a otros, pero más aún, es la entrega desinteresada de tu tiempo para el beneficio de otros.

El dar significa entregar, sin esperar algo a cambio como retribución, sino por el sólo hecho de la satisfacción personal de contribuir a construir un mundo mejor.

El nacimiento del voluntariado es una respuesta, que puede ser espontánea o no, con el fin de buscar una solución a un problema o necesidad que afecta otros en nuestra comunidad. Hay muchos ejemplos en la sociedad hoy, de gente que da parte de sí por otros, algunos tan emblemáticos como bomberos, con un voluntariado ya institucionalizado por más de 150 años en la historia de Chile, como otros más contemporáneos como el Hogar de Cristo, Coaniquem, Teletón, entre otros grandes ejemplos que han aportado en la formación de nuestra sociedad.

Para las personas que dedican parte de su tiempo y esfuerzo para trabajar por otros, este tipo de experiencias las enriquece en todo sentido. El ser voluntario tiene diversos aspectos positivos, tales como, desarrollar una mayor sensibilidad social, empatizar con realidades distintas a la propia, aprendiendo a valorar de mejor forma lo que se tiene, y generando fuerte lazos entre las personas; o sea, da sentido real el ser parte de una comunidad.

Hoy con la coyuntura actual que vivimos como país, más que nunca tenemos como sociedad que potenciar y desarrollar dicho valor de dar, a través del voluntariado. Todos, sin exclusión podemos colaborar con tiempo y conocimientos, comprometiéndonos a trabajar juntos por una sociedad mejor.

 

Kenia: creatividad al servicio de las mujeres

Mariluna Guzmán

Voluntaria Africa Dream

Durante tres semanas consecutivas recibimos en la granja ubicada a 20 km al sur oeste de Nairobi a los grupos de Lodungokwe, Barsaloi y Tuum localidades del norte de Kenia ubicadas en el semidesierto  en el condado Samburu.

Pertenecientes a la tribu Samburu , prima hermana de los mundialmente conocidos Masai, pero que ha tenido menos contacto con los turistas, por lo que mantienen sus costumbres mucho más arraigadas, se caracterizan por ser pastoralistas, criando cabras, vacas y camellos principalmente. Por consiguiente poseen una dieta pobre y deficiente en vitaminas y minerales  basada prácticamente en leche , carne y sangre.

Desde hace muchos años que los misioneros de Yarumal nuestro partner local en Kenia tenían el sueño de enseñarles agricultura a este pueblo como una forma de ayudarlos a mejorar su dieta y salud y hoy después muchas batallas hemos comenzado, gracias al aporte de diferentes organizaciones  de distintos países.

Debido a que los Samburu viven en el semidesierto el recurso hídrico es la principal limitante ya que toda el agua que usan la deben comprar en bidones y caminar en algunos casos largas distancias con ellos sobre sus cabezas. Es por esto que la misión ha trabajado para poder tener un pozo  con el cual podrán instalar sistemas de riego para abastecer de agua la huerta comunitaria que estará en terreno de la misión, la tan anhelada Chamba como se le denomina en el idioma local.

Los grupos corresponden en un 86% a mujeres, con edades entre los 20 a 67 años, el mayor porcentaje tiene entre 22 a 31 años, mujeres muy trabajadoras con una media de 4,6 hijos por mujer. En su cultura las mujeres y niñas son las que realizan las tareas domésticas, como ir a buscar leña, agua, ordeñar el ganado, pastorearlo y hasta construir sus casas o manyattas.Es por eso que el programa se centra en ellas pero también está abierto a recibir hombres interesados en trabajar la tierra.

En total cada grupo vendrá  5 veces a la granja, durante un año y medio, con hospedaje y comidas incluidas por 5 días cada vez, durante esa semana se realizan los entrenamientos con clases teóricas, prácticas y actividades lúdicas.

En esta primera semana de entrenamiento el desafío era grande, debíamos ser lo más lúdicos posibles para enseñar a mujeres y hombres donde el 39% nunca fue a la escuela y solo el 48% entiende ingles, por lo que siempre usamos un traductor Ingles- Kisamburu.

El primer tema abordado fue sobre la agricultura orgánica y la biodiversidad ya que queremos enseñarles a ser sustentables y respetuosos con el medio ambiente, hicimos también una actividad sensorial en donde les dimos a probar diferentes tipos de vegetales y frutas como por ejemplo la betarraga que nunca antes habían probado y obtuvo mucha aceptación, a todos les gusto y empezaron a comerla en los almuerzos y cenas lo cual fue un hito muy importante ya que las ensaladas o vegetales crudos es algo muy extraño para ellos solo el 19% los come.

En esta semana también aprendieron el concepto de rotación de cultivos y sobre las relaciones favorables que puede haber entre ellos para evitar algunos tipos de plagas y hasta para entregarles nutrientes, trabajamos también sobre las técnicas orgánicas para prevenir las infestaciones por plagas elaborando sus propios biorrepelentes   con materiales locales y a bajo costo.

En una siguiente jornada aprendieron a elaborar a partir del estiércol de los animales que ellos mismos poseen un fertilizante líquido, rico en nutrientes, especialmente nitrógeno. Muy fácil de preparar y aplicar ya que el suelo de las tres localidades es  muy pobre.

Otra técnica también relacionada con  aumento de la fertilidad en el suelo es el compost el cual también tuvieron la oportunidad de preparar.

Durante la semana también aprendieron sobre técnicas de preparación del suelo y siembra con las cuales se intenta disminuir la evaporación del agua, realizando una cama hundida o “Sunken Bed” disminuyendo así la superficie de exposición al sol y superficie en contacto con el viento.

Estas fueron algunas de las técnicas vistas durante la semana. Y como no todo podía ser estudio y trabajo en la tierra, también hicimos actividades lúdicas con los grupos, con las cuales quisimos que pudieran  trabajar ciertas capacidades pero de forma entretenida. La primera actividad estuvo relacionada con los cultivos enseñados y se trato del clásico Memorice, el que todos alguna vez jugamos cuando niños pero que obviamente ellos no conocían. Fue un momento muy divertido donde todos se rieron mucho y disfrutaron.

La siguiente tarde hicimos una actividad para que desarrollaran la creatividad, jugando con acuarelas, la idea era que descubrieran colores nuevos a partir del rojo, azul y amarillo  lo cual se logro con bastante éxito, cada uno creo entre 3 o 4 hermosas obras que luego pusimos en exhibición en la pared del comedor de la granja, además aprovechamos esas obras para hacer sobres en donde se llevaron semillas colectadas por ellos mismos.

Tambien hicimos un bingo, el cual les sirvio para trabajar la capacidad de concentracion y practicar los numeros. La ultima noche quisimos compartir con ellos en una fogata, donde cantamos, bailamos y sirvio como una instancia en donde ellos agradecieron por todo lo enseñado, fue una hermosa instancia y como regalo de termino de la primera semana todos se llevaron un arbolito de limón.

Y asi terminaron las primeras y tan esperadas tres semanas de entrenamiento, estamos con el corazón llenito ya que hemos escuchado lo agradecidos que están todos por estos nuevos conocimientos que les hemos entregado, porque saben que son las herramientas que les ayudarán a producir sus propios alimentos a los cuales hoy no tienen acceso, tanto porque a ciertas localidades no llegan vegetales o porque si llegan son muy caros y ademas en muy malas condiciones.

Todavía quedan 4 semanas más de entrenamiento para cada localidad y esperamos poder tener más voluntarios Chilenos que vengan a entregar un poco de su tiempo para ayudar a completar el ciclo de entrenamientos, la experiencia conociendo la cultura Samburu es impagable y serán recibidos con los brazos abiertos por los misioneros de Yarumal.

 

 

Coaching en Jardín Crecer con Amor

Diego Rivera

Voluntario Africa Dream

 

A fines de Septiembre, la Fundación Africa Dream dijo presente en el Jardín Crecer con Amor, ubicado en la comuna de San Ramón, Santiago. En esta ocasión, a diferencia de las actividades realizadas en este año, se organizó un Coaching con las educadoras de párvulos y técnicas de párvulos, en donde ellas eran las principales participantes de la actividad.

Este Coaching se basó en generar una instancia para el personal del Jardín de conocerse tanto a nivel personal como a nivel grupal, y también de dar el espacio a las educadoras y técnicas de plantear ciertas problemáticas presentes en la Institución para
formar el camino hacia el trabajo de estas situaciones con el objetivo final de un mejor ambiente laboral en el Jardín.
La actividad convocó a 19 personas, en su totalidad integrantes del Jardín, la cual se inició con un background conceptual indicando por qué se realiza el Coaching.

Posteriormente, se formaron 4 grupos para analizar 2 casos de conflictos laborales. Luego, las asistentes plasmaron en papelógrafos “cómo ven su lugar de trabajo”. Finalmente, se mostró un video reflexivo y las correspondientes conclusiones del
Coaching por parte de las educadoras de párvulos y técnicas de párvulos.

Como Fundación sentimos que el fin último de la actividad, era iniciar el camino hacia un ambiente laboral colaborativo y de calidad. Creemos que esto se logró, puesto que las asistentes demostraron gran interés a lo largo del Coaching y expresaron sus agradecimientos hacia la Fundación Africa Dream y quienes participamos en este taller.

Donar ahora

Llámanos
+56 2 29 13 9616

Escríbenos
info@africadream.cl

Visítanos
Av. Apoquindo 3039 Piso 9 – Santiago
Privacy Settings
We use cookies to enhance your experience while using our website. If you are using our Services via a browser you can restrict, block or remove cookies through your web browser settings. We also use content and scripts from third parties that may use tracking technologies. You can selectively provide your consent below to allow such third party embeds. For complete information about the cookies we use, data we collect and how we process them, please check our Privacy Policy
Youtube
Consent to display content from Youtube
Vimeo
Consent to display content from Vimeo
Google Maps
Consent to display content from Google