Monthly Archives: Octubre 2016

AFR!CA DAY EN CHILE

¿Quieres conocer las maravillas de África en Santiago?

Si es así, agenda entonces el 10 de diciembre para asistir junto a tu familia y amigos al Africa Day.

Conocerás la cultura, costumbres, gastronomía y más, expuesta por la comunidad africana en Chile.

Y además, estaremos con un stand dando a conocer nuestra Fundación. ¡Te esperamos!

Lugar: Salón Parroquial Nuestra Señora de Pompeya. Avenida Bustamente 180.

Horario: 17:30 – 21:00 horas.

africaday

Sibeso

sibeso2

La primera vez que vimos a Sibeso Mwyundu nos pareció una niña no muy distinta a las demás que hemos visto pasar por el hospital. Nos mira con un poco de susto como lo hacen muchos niños que rara vez (o a veces nunca) han visto a un blanco y llegan con dolor a nuestro hospital. Su pierna derecha tiene una herida que no ha sanado en más de dos años, casi la mitad de sus tiernos 5 años que ha vivido y no tiene la menor idea por qué.

La primera impresión que dimos a Sibeso no fue la mejor. Debíamos limpiar su pierna, lo cual para ella fue bastante doloroso a pesar de la analgesia. En los primeros días ella no sabía qué pensar de nosotros, si éramos amigos o verdugos. Para nosotros ella era una paciente más que debíamos tratar y un gran misterio médico. Sus lesiones eran extrañas y me hacían recordar a algo que sólo había visto por acá un par de veces en algunos adultos. Tomamos algunos exámenes básicos con el sentimiento ambivalente de no saber qué sería mejor: sí nuestro diagnostico era el acertado o que continuara como un misterio médico. sibeso1

Para bien o para mal sucedió lo primero. Nuestra pequeña paciente sufría de lepra, una enfermedad que pareciera ser de tiempos bíblicos o de un mundo antiguo que desconocemos. Nos golpea un poco el diagnóstico: Tiene tanto por delante para cargar con una enfermedad así que no podemos mantenernos indiferentes. Sentimos un poco de pena por ella, hasta que la conocemos un poco más.

Con la inocencia de un niño que no comprende su enfermedad, Sibeso corre por el hospital escapando de su aislamiento constantemente. Debemos perseguirla más de una vez mientras ella va cambiando su miedo hacia nosotros por risa. Todo en su vida era un gran juego, y se le veía con su piernecita cubierta por todo el hospital. Rápidamente se volvió en una de nuestras pacientes estrellas.

Sibeso se convirtió para nosotros en un emblema de lo que vivimos acá, nos recuerda que estamos insertados en un lugar azotado por enfermedades terribles que en nuestro mundo aprendimos a no temer debido a los avances de la ciencia y la tecnología, pero que acá se deciden no temer debido a la inocencia y una felicidad a prueba de todo. 

sibeso3

Durante semanas nos acompañó mientras intentábamos conseguir los medicamentos necesarios para su condición, pero como todas las historias que vemos acá, llegó el día en que debíamos darla de alta. Cada vez que damos un alta lo hacemos con la esperanza de que nuestros pacientes no nos vuelvan a ver, que nos olviden y que vivan una vida plena, llena de alegrías. Lamentablemente Sibeso necesitará tratamiento por largo tiempo y no podrá olvidarnos al igual que nosotros no podremos olvidarla a ella. Al menos se puede conformar con esa suerte de gratitud al respecto. En cuanto a una vida plena… Pues parece que ella escogió vivirla así hace tiempo.

“El mundo rompe a todos, mas después, algunos se vuelven fuertes en los lugares rotos”

  • Ernest Hemingway

Lo que dejamos atrás

Es curioso el mundo de hoy en día. A pesar de estar a miles de kilómetros de mi tierra natal, Chile, amigos y familiares me llenan de ánimo desde la lejanía, mientras que extraños dan palabras tanto de apoyo como de crítica acerca de lo que hacemos. A veces las comunicaciones nos acercan tanto que nos hacen difícil ver lo que dejamos atrás.

Desde los primeros años en la Escuela de Medicina se nos deja en claro que tendremos que hacer sacrificios. Tendremos poco tiempo para compartir con nuestros seres queridos, tendremos que sacrificar tiempo, recursos y hasta nuestra propia seguridad. Con la ingenuidad y la ilusión de un niño que comienza una gran aventura, hacemos caso omiso a esas advertencias y continuamos sin (o con poco) miedo de lo que nuestras decisiones implican.

Estando en Zambia en momentos de soledad he podido pensar mucho en eso. Con los otros voluntarios dejamos atrás a nuestras familias, nuestros amigos, nuestras parejas. Dejamos atrás los supermercados en cada esquina, el bar para darse un gustito, el jugo en polvo y la marraqueta. Hemos estado rodeados de pacientes con tuberculosis y lepra sin tener las herramientas necesarias para protegernos, hemos estado expuestos a accidentes que involucran peligros como el VIH, he sufrido de malaria (dos veces), dejamos el confort del hogar y la estabilidad económica de una carrera como la medicina para entregar nuestro arte sin costo alguno y aún así, ser criticados. 

Nos entregamos completos, sin reservarnos nada. Nuestro sudor, nuestro cansancio, nuestro conocimiento, nuestras frustraciones. Todo lo entregamos al 100%. Y así como nosotros hay tantos voluntarios y tantos locos apasionados por su profesión que dejan tanto o más.

Lo que olvidan decir es por qué dejamos todas esas cosas atrás…

La tercera ley de Newton nos dice que con cada acción ocurre siempre una reacción igual y contraria. Quizás no sea completamente contraria, pero claramente lo que dejamos atrás nos deja tomar las cosas que tenemos por delante: satisfacción de ayudar haciendo lo que amamos, ser parte de historias únicas, aprender de un mundo antiguo que pareciera no existir en nuestro planeta, conocer el cariño y la alegría de una cultura extraña. En estos casi nueve meses hemos sido partícipes de una aventura única que nos cambiará por siempre. Nos dieron otro par de ojos para ver las cosas de una manera distinta, nos dieron una fuerza que no sabíamos que teníamos dentro para resistir y seguir adelante.

Y así llegará el día que tengamos que dejar nuestro hogar temporal de Sichili para continuar entregando, ya sea en Chile, ya sea en alguna otra misión internacional. Seguiremos desarrollándonos con la misma entrega y pasión que hemos dado.

Y es en ese momento que pienso que no es tan malo dejar atrás algunas cosas por luchar por un futuro un poco mejor. El asunto está en no depender de aquello que dejamos, pero no por eso olvidarlo. Debemos honrar nuestros sacrificios haciendo que valgan la pena, y así a medida que nos adentramos en nuevos horizontes, podemos continuar desprendiéndonos de aquellos pesos que alguna vez creímos indispensables y que se encarnan en distintas comodidades, como el café de la esquina que tanto disfrutábamos o el agua que corre libremente por la llave. Después de todo, Newton si sabía lo que decía: no teman en dejar atrás por un sueño o por una lucha que valga la pena…

La invitación queda hecha entonces, queridos lectores, para dejar atrás y a aventurarse a un mundo nuevo que será solo lo que nosotros hagamos de él.

“Todos y cada uno de nosotros paga puntualmente su cuota de sacrificio conscientes de recibir el premio en la satisfacción del deber cumplido, conscientes de avanzar con todos hacia el hombre nuevo que se vislumbra en el horizonte”

Ernesto “Che” Guevara

Finaliza con éxito postulación a voluntariado de médicos

En Fundación Africa Dream, agradecemos a los cientos y cientos de profesionales médicos que postularon para ser voluntarios por un año en Sichili, Zambia.

Esperamos tener a los 3 médicos seleccionados el mes de octubre, una vez finalizado todo el proceso de entrevistas y distintas evaluaciones. Por ahora ya definimos el grupo de candidatos y estamos en pleno proceso de selección, según los requisitos establecidos por nuestra Fundación, y en base a las necesidades más urgentes que hemos podido apreciar en la zona en donde trabajamos.

Agradecemos también a todos aquellos quienes desde sus más profundas ganas de ayudar nos enviaron sus antecedentes, pese a no ser médicos. Guardaremos todos esos CV que nos llegaron, pero pese a esto, estén atentos a nuevas convocatorias, ya que nuestra Fundación crece día a día con lo que esperamos poder enviar nuevos profesionales para cubrir otras necesidades que vayan surgiendo y así, ayudar a miles de africanos a mejorar sus vidas, enseñándoles desde un respeto de sus creencias y formas de vida, cómo incorporar conocimientos que les permitan ser auto sostenibles.

¡Gracias por tú interés y por apoyarnos en llevar nuestros sueños a África!

Donar ahora

Llámanos
+56 2 29 13 9616

Escríbenos
info@africadream.cl

Visítanos
Av. Apoquindo 3039 Piso 9 – Santiago
Privacy Settings
We use cookies to enhance your experience while using our website. If you are using our Services via a browser you can restrict, block or remove cookies through your web browser settings. We also use content and scripts from third parties that may use tracking technologies. You can selectively provide your consent below to allow such third party embeds. For complete information about the cookies we use, data we collect and how we process them, please check our Privacy Policy
Youtube
Consent to display content from Youtube
Vimeo
Consent to display content from Vimeo
Google Maps
Consent to display content from Google