http://africadream.cl/wp12/wp-content/uploads/2017/12/Untitled2.jpg http://africadream.cl/wp12/wp-content/uploads/2017/12/Untitled2.jpg

Donaciones con Sentido
¡Aquí!

http://africadream.cl/wp12/wp-content/uploads/2016/08/huertoslider.jpg http://africadream.cl/wp12/wp-content/uploads/2016/08/huertoslider.jpg

África Busca Voluntarios
¡Inscríbete Aquí!

http://africadream.cl/wp12/wp-content/uploads/2017/12/Untitled.jpg http://africadream.cl/wp12/wp-content/uploads/2017/12/Untitled.jpg

Voluntarios Africa Dream
¡Haz click para conocernos!

http://africadream.cl/wp12/wp-content/uploads/2016/08/comunidad.jpg http://africadream.cl/wp12/wp-content/uploads/2016/08/comunidad.jpg

¡Hazte Socio!
¡Inscríbete Aquí!

Mariluna Guzmán: llevando sueños a Ongata Rongai

Mariluna Guzmán: llevando sueños a Ongata Rongai

On abril 22, 2019, Posted by , In Agronomía,Noticias,Voluntarios, With No Comments

El día de ayer, Mariluna Guzmán, ingeniera agrónoma oriunda de Quillota, partió a Kenia a realizar su voluntariado por seis meses en la granja de los 3000 amigos.

Con un entusiasmo propio de su personalidad y una alegría a flor de piel por su nuevo desafío, Mariluna inició su experiencia no sólo con su conocimientos profesionales, sino también con una mochila llena de experiencias para compartir con las comunidades africanas.

“Me considero una persona sociable, alegre y empática. Me gusta compartir con otros y agasajar a la gente que quiero. Me gusta mucho cocinar para otros e inventar platos con lo que uno tenga. Me gusta mucho bailar y los ritmos africanos me llaman muchísimo la atención, por lo que ahora estoy muy entusiasmada por conocer en situ la cultura tan alegre que ellos tienen”, dice a propósito de su viaje.

La mayor parte de su vida la pasó en Quillota, en una casa que sus padres establecieron en medio del campo. Rodeada siempre de naturaleza y los animales, desde siempre valoró las cosas simples, como el silencio, mirar las estrellas en la noche, salir a acampar, hacer trekking y todo lo que esté relacionado con la vida outdoor.

El estar siempre rodeada de la naturaleza la llevó a estudiar Agronomía, con el fin de desarrollar su interés por aprender más de los cultivos, las plantas y la producción de alimentos. “Creo que es fundamental que todos sepamos de donde vienen nuestros alimentos y cómo se producen, considero que enseñar a las personas a producir sus propios vegetales por medio de huertos caseros es una de las claves de la alimentación saludable y puede ayudar a las personas a salir de la pobreza y desnutrición”, afirma.

El sentido social siempre estuvo presente en su familia. Sus padres dedicaron sus primeros años de casados a trabajar con la comunidad del lugar donde vivían y siempre han tenido un sentido social muy marcado. Mariluna cuenta que su madre es asistente social y que su padre, ingeniero eléctrico, aportaba en el desarrollo de prototipos que les permitieran a las personas hacer un uso más eficiente de sus recursos, como enseñar a construir cocinas solares y arreglar ellos mismos sus aparatos eléctricos.

A medida que fue creciendo, desde el colegio y luego en la universidad, se interesó siempre en participar en misiones o trabajos voluntarios para ayudar a otros. “Me interesa salir del egocentrismo en que vivimos, despojarme de lo material, salir de mi zona de confort, hacer algo bueno y útil por otras persona, de forma desinteresada.  También siento una gran responsabilidad moral, ya que gracias a mi familia he estudiado y tengo conocimientos que me gustaría mucho poder transmitir y ser un real aporte en la comunidad. Siento que no podemos pasar por la vida indolentes con respecto a lo que pasa en otros lados”, sentencia.

De cara a iniciar una nueva travesía personal y profesional, Mariluna  eligió viajar a África porque es un continente que necesita de mucha ayuda. “Es el continente más pobre, un lugar extremo, lejano, que nos pone a prueba también a nosotros como voluntarios”, dice. “Lo que podemos hacer allá puede cambiar la vida de las personas, hay un efecto mucho mayor que si se hiciera en otra parte del mundo”.

 

Espíritu Africa Dream

Al momento de elegir una fundación que hiciera posible su aventura, Mariluna prefirió Africa Dream porque cumplía con sus expectativas y su perfil. “Me motivó que es una fundación que más que enviar ayuda material, envía profesionales para que apoyen desde sus capacidades entregando herramientas para mejorar la calidad de vida de la comunidad”. Además, comenta que le gusta la cercanía que ha tenido con los fundadores y el directorio, que la han hecho sentir como en familia.

Días antes de su partida, Mariluna hablaba de sus expectativas al llegar a Kenia. “Espero poder insertarme en la comunidad, aprender de ellos, sus costumbres y cultura. Me gustaría poder contribuir a su desarrollo en el área agrícola, poder hacer más eficientes algunos procesos y aprovechar al máximo los recursos para que la producción de alimentos sea sustentable. Me gustaría lograr que lo que puedan aprender de mí sea algo práctico, que puedan utilizar en el tiempo y poner en práctica de manera sencilla”.

Esto es parte del espíritu que la movilizó a estar seis meses en Ongata Rongai y que la ha convertido ya en una parte fundamental de nuestra tribu. “El mundo es hermoso y si tenemos la oportunidad y las capacidades para ser un aporte, hay que hacer que suceda. La acumulación material no nos dará la felicidad. Debemos llenarnos el corazón antes para ser felices y qué mejor forma que conocer una realidad tan opuesta”, afirma.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Donaciones con Sentido!

Mas info!