http://africadream.cl/wp12/wp-content/uploads/2017/11/donaciones.jpg http://africadream.cl/wp12/wp-content/uploads/2017/11/donaciones.jpg

Donaciones con Sentido
¡Aquí!

http://africadream.cl/wp12/wp-content/uploads/2016/08/huertoslider.jpg http://africadream.cl/wp12/wp-content/uploads/2016/08/huertoslider.jpg

África Busca Voluntarios
¡Inscríbete Aquí!

http://africadream.cl/wp12/wp-content/uploads/2017/11/janet-africa.jpg http://africadream.cl/wp12/wp-content/uploads/2017/11/janet-africa.jpg

Voluntarios Africa Dream
¡Haz click para conocernos!

http://africadream.cl/wp12/wp-content/uploads/2016/08/comunidad.jpg http://africadream.cl/wp12/wp-content/uploads/2016/08/comunidad.jpg

¡Hazte Socio!
¡Inscríbete Aquí!

Decisiones y voluntariado

Decisiones y voluntariado

Por Diana Vázquez, voluntaria agrónoma.

Sichili, Zambia. Fundación Africa Dream. 2017.

 

Una amiga muy querida me pregunta por mensaje, entre otras cosas, cual sería para mí la fórmula mágica para tomar buenas decisiones, porque después de todo tengo una hermosa carrera y para hacer hermosas carreras tienes que tomar decisiones y hacerte responsable de ellas. Debo tener más buenas decisiones que malas para mantener un equilibrio sostenible y saludable y seguir en Agronomía por mucho tiempo.

Y es verdad, las decisiones que se toman afectan la vida de otros, y la habilidad de tomar más buenas decisiones que malas decisiones es lo que nos separa entre aciertos o fracasos en la vida. No puedo negar que haber tirado del cable y desconectar toda vida como la conocía en Chile no fue difícil, dejando casa, trabajo, salario y familia atrás. También mi amiga tiene razón cuando menciona que hay técnicas para tomar buenas decisiones. No tienes que tener la gran carrera para darte cuenta que son técnicas bastante útiles ya que tomamos cientos de decisiones personales que marcan tu vida para siempre casi todos los días.

Comencé con el primer gran ingrediente para tomar una buena decisión: Valentía. Algunas decisiones son fáciles, otras más difíciles. Nunca estarás 100% seguro de que tu decisión de venirte a África es la más acertada, así que al final del día se resume entre valentía o confort, nunca podrás tener ambos. Piensa en lo que quieres y no en lo que sientes; entiende que hay una diferencia entre lo que crees que quieres (digamos, más vacaciones) y lo que realmente quieres (un balance mejor entre tu pasión, misión, vocación y talentos)

Lo segundo es actitud. Gente que conozco me dice todo el tiempo: ¿Cómo te largas dejando todo en espera para irte a lo incierto en un país desconocido? ¡Eres terrible! pero es más terrible llegar al final de tu vida preguntándote que hubiera pasado si no te hubieses atrevido y hubieses tomado el otro camino. Así que funciona muy bien cambiar la actitud al tomar decisiones y vivir la vida con un sentido de “posibilidad” y preguntarse “cuál es la oportunidad en todo esto” o “que es lo peor que puede pasar”.

Si acepto que hay un riesgo en toda decisión, ese algo te deja expuesto. Es como cuando dices “Te amo” independiente de lo que él/ella vaya a decirte. Personalmente diría esto si lo sintiera aún sin haber garantías de que vaya a recibir lo mismo de vuelta e invertiría siempre tiempo en una relación que puede o no puede resultar.

Tomar decisiones aplomadas por ti mismo es la piedra angular de la seguridad y autoestima; has decidido lo que es bueno para ti y te pusiste en camino a lograrlo. Seguridad en ti mismo es la clave, si tú crees en ti como profesional y mujer, otros también lo harán.

Mi padre, mi fan número uno, el primero en arriesgar su reino para que yo tomara este trabajo, alguna vez me dijo que existen muchos asientos baratos en este mundo. Esos son los asientos lejos de los acontecimientos, donde la gente se sienta a la distancia y crítica a otros que si están haciendo algo en la vida. La gente en estos asientos, nunca arriesga nada o se acerca un poco a los acontecimientos. Ignoré a esta gente, no tiene real valor.

Puedo asegurar, como alguien que busca incesantemente algo distinto en este paso de vida y como una convencida de que debemos trabajar para vivir y no al revés, que atreverte lo suficiente para tomar decisiones no se trata de ganar o perder. Se trata de no rendirse. Construirte una libre y bella vida empieza cuando tienes la valentía de cerrar los ojos, respirar profundo y confiar tu instinto a la hora de tomar tus propias y acertadas decisiones.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Donaciones con Sentido!

Mas info!