http://africadream.cl/wp12/wp-content/uploads/2017/11/donaciones.jpg http://africadream.cl/wp12/wp-content/uploads/2017/11/donaciones.jpg

Donaciones con Sentido
¡Aquí!

http://africadream.cl/wp12/wp-content/uploads/2016/08/huertoslider.jpg http://africadream.cl/wp12/wp-content/uploads/2016/08/huertoslider.jpg

África Busca Voluntarios
¡Inscríbete Aquí!

http://africadream.cl/wp12/wp-content/uploads/2017/11/janet-africa.jpg http://africadream.cl/wp12/wp-content/uploads/2017/11/janet-africa.jpg

Voluntarios Africa Dream
¡Haz click para conocernos!

http://africadream.cl/wp12/wp-content/uploads/2016/08/comunidad.jpg http://africadream.cl/wp12/wp-content/uploads/2016/08/comunidad.jpg

¡Hazte Socio!
¡Inscríbete Aquí!

Vientres llenos y brazos vacíos

Vientres llenos y brazos vacíos

Por Pamela Herrera, voluntaria médico, 2017. Sichili, Zambia. Fundación Africa Dream.

Ayer en la tarde fui a maternidad sólo de pasada y porque se me ocurrió.  Al llegar me encontré con una joven en muy mal estado, diabética, usuaria de insulina, una paciente en definitiva conocida por sus malos controles y reticencia al tratamiento. La última vez que la vi, se había retirado del hospital porque no quería seguir el manejo que se le indicaba para cuidar su embarazo.

19441899_10155444096333126_1464308021632536524_o

Pamela Herrera, voluntaria médico de Fundación Africa Dream, en un taller de educación y prevención en salud para la población de aldeas de Zambia.

 

Ahora la encuentro inconsciente en una cama, donde el matrón me cuenta que ha perdido la guagua y ha llegado así, tal cual la veo. El azúcar estaba tan alta que ha perdido a su hijo y ahora también le está costando la vida. Ha estado los últimos días intentando aferrarse a ella.

Me acerco a ella, no reacciona, apenas respira, ha pasado los últimos meses sin tratamiento y sin control. Empezamos con suero e insulina. No tengo cómo controlar todo lo que necesito y tengo sólo cuatro tiras para ver los niveles de azúcar. Llamo a laboratorio y me dicen que sólo tienen tiras vencidas y que la máquina para tomar el azúcar en sangre está mala. Acepto las tiras vencidas y pienso que más da, usaré lo que tenga a la mano que es mejor que ir a ciegas.

Por suerte para ella y para nosotros la paciente comienza a reaccionar. Hoy ella se encuentra mejor. Ya puedo retirar la sonda y el oxígeno.

La paciente se ha salvado… lamentablemente no puedo decir lo mismo de su hijo.

Y es otro día más en maternidad, donde la muerte fetal es pan de cada día, donde luchamos contra el desconocimiento y las creencias místicas que nos impiden llegar a tiempo. Donde, a diferencia de Chile, tenemos que educar y prevenir con el mismo empeño que ponemos en el hospital, para así evitar situaciones como estas. Donde tengo que ver las caras de esas madres de vientres llenos y brazos vacíos.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Donaciones con Sentido!

Mas info!